Por Laurence Chunga Hidalgo

simbolo-justiciaERP. Es común escuchar la manida frase: "los funcionarios públicos son corruptos". Los medios de comunicación de medio pelo, la gente común y, hasta los niños, lo anuncian sin pensar un poquito en el contenido de la expresión; al punto tal, que en los pasillos judiciales, donde convergen justiciables, abogados y abogadillos, se exponga sin remordimientos: "déjale un sencillo" u "ofrécele algo al juez y el asunto caminará con prontitud". He visto denuncias en ODECMA en las que el justiciable se queja de las demoras procesales argumentando "como dejé de pagarle al secretario, entonces el proceso se ralentizó", sin ser consciente de que el mismo denunciante tiene la calidad de autor del delito de cohecho. En realidad, el común de los mortales presume que es bueno coimear, exponer "gestos de gratitud" o dejarle algo para el taxi o para la gaseosa. No se le puede pedir mucho, a quien poca instrucción tiene.

Leer más...

Más artículos...

Pristina 255