Ciudad de Dios

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castillo1ERP/N.Peñaherrera. Ronald Zevallos es un joven agrónomo, natural de Tumán, Lambayeque, que ahora anda trabajando en Ciudad de Dios, La Libertad, en pleno valle del Jequetepeque.

Hay un video donde cuento cómo lo conocí, y en todo caso si me sigues por Facebook, LinkedIn o Twitter, te podrás enterar.

Anoto que este muchacho, junto a su compañero y amigo Mako Fernández (el mismo del artículo sobre cómo enfrentar el estrés climático, que publicamos acá), fueron nominados al Premio Nacional Ciudadanía Ambiental del año pasado, por el esfuerzo de rescatar el Récord Guinness que existía en su localidad.

Existía, porque la envidia de ciertos docentes se trajo abajo la iniciativa... por no tener la suficiente iniciativa. Bueno, vamos a la causa de este comentario.

La otra noche me llamó para contarme cómo poco a poco se ha ido adaptando a su nuevo trabajo como asesor de cultivos agrícolas, como dije, en el valle del Jequetepeque.

Conozco la zona, pues ése fue mi primer destino laboral, luego que me gradué de la universidad hace 16 años, aunque como productor de radio.

Ronald tiene por política ser muy honesto y honrado, característica que no es exclusiva suya sino también de su hermano mayor (también agrónomo) y su hermana menor(estudiante de Derecho).

Entonces, me contaba que cada vez que debe asesorar a los agricultores, procura ser lo más transparente posible, y el comentario que le hacen es casi el mismo: "Ingeniero, con usted la lista (de productos para comprar) es chiquita; con otros ingenieros nos sale una listaza".

Claro que si el agricultor compra menos, son menos ingresos para la tienda donde Ronald trabaja. Eso si lo vemos desde el perfil de ese agricultor individual. Pero, ¿qué me dices si te cuento que ese agricultor ya ha traído a otros para ser asesorados, y esos nuevos traen a otros más, y así sucesivamente?

No es floro. Realmente le está sucediendo a Ronald.

Para quienes hemos trabajado con agricultores, especialmente quienes solo viven en el campo, sabemos que la honestidad es un valor altamente apreciado, tanto como la sencillez y la humildad (no son lo mismo).

Una relación basada en la honestidad con ellos es una relación que difícilmente se quiebra.

Y para el modelo de negocio en el que Ronald trabaja es una excelente estrategia de expansión de mercado. Recuerda que un campesino satisfecho genera una cobertura que crece en proporción geométrica.

¿Moraleja de la historia? Trabajar con valores todavía es una excelente publicidad, mejor que la mejor campaña de mercadeo que se haya creado.

Por eso digo que tu hoja de vida puede tener la mejor redacción, el mejor diseño y hasta las mejores recomendaciones, pero si como persona no das la talla, tal documento no pasará de ser un par de hojas impresas inútiles.

Ojalá que la experiencia que Ronald vive con sus clientes y amigos nos inspire a retomar esos lazos que no dependen del dinero, pero que afiatan mejor nuestro tejido social.

(Sigue al autor en Twitter como "nelsonsullana")

Pristina 255