¡Qué tal, público 'grausino'!

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. Confieso que lo puse como un arrebato, pero no pensé que se convirtiera en tema de debate. Publiqué en mi cuenta de Facebook que iniciaría una campaña consistente en dar un cocacho a quien siga diciendo "Región Grau".

Están quienes piensan que no es para tanto (entre ellos, un periodista), y quienes incluso han cuestionado la legalidad de las regiones.

Deslindemos, pero antes déjame aclarar que no la emprendería a cocachos contra nadie que se equivoque al hablar, aunque provoque a veces... especialmente si debe manejar y compartir información para el gran público. Sigamos.

La Región Grau se constituyó como medida del primer gobierno de Alan García hacia 1986. Aparentemente se agarró un mapa y se buscó juntar, a como dé lugar, a los 24 departamentos y la provincia constitucional, hasta quedar en 12 espacios con cierta autonomía: las regiones.

A Piura le tocó juntarse con Tumbes en lo que se llamó Región Grau. Incluso nos subdividimos en tres subregiones: Tumbes (Zarumilla, Tumbes y Contralmirante Villar), Luciano Castillo Colonna (Ayabaca, Sullana, Paita y Talara) y Piura (Piura, Morropón y Huancabamba –Sechura aún no existía).

¿adivina quién se sentía, digamos, congelada en el mismo sitio? Yes! Tumbes, donde en realidad siempre tuvieron la esperanza de unirse a Talara, y viceversa... hasta ahora.

Todo iba bien hasta que en 1992, Alberto Fujimori disolvió el Congreso, le dio defunción a la Constitución de 1979, y con su sucesora de 1993, volvimos a la vieja división de 24 departamentos y 1 provincia constitucional.

La regionalización se quedó en el limbo, si bien Fujimori creó los Consejos Transitorios de Administración Regional (CTAR), que siempre fueron liderados por militares en retiro, y nunca dejaron de ser transitorios.

Cuando Alejandro Toledo reinstauró la democracia en 2001, transformó los CTAR en Gobiernos Regionales, pero dándoles como espacio territorial, el mismo que ocupaban los departamentos y la provincia constitucional hasta ese entonces.

Es más, el nombre de cada gobierno regional fue el de cada departamento... más la provincia constitucional. Incluso, Lima Metropolitana pasó a ser una suerte de región 26.

El viejo departamento de Piura –que ya tenía ocho provincias- pasó a ser el Gobierno Regional de Piura, o Región Piura a secas. De la Región Grau solo quedaba el recuerdo... un recuerdo que Tumbes prefiere olvidar; además, era una región aparte, la Tumbes.

Por lo tanto, tal como más de uno me apedrearía si digo "Virreinato del Perú", como si fuera un estado presente, ¿por qué seguimos diciendo "Región Grau" cuando ya no existe?

¿Qué tal si a los del sector oeste de la ciudad de Piura no les digo "26 de Octubre", sino "Piura Oeste", que, a mi juicio, suena mejor?

¡Claro! Porque no se llama así. Igualito con lo de "Región Grau". Igualito.

(Sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255