fbpx

Greenpeace estaría encubriendo a autores de daños a Líneas de Nasca

Provincias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

greenpeaceLima. La organización ambientalista Greenpeace estaría encubriendo a los responsables de los daños causado a la figura del Colibrí, en las Líneas de Nasca, al no proporcionar los nombres y direcciones de éstos, consideró la ministra de Cultura, Diana Álvarez-Calderón.

"Greenpeace tiene que saber quiénes son sus representantes. Mauro Fernández (coordinador de la campaña de Clima y Energía de Greenpeace en la región andina), por lo pronto sí está ubicado y él tendría que haber proporcionado los nombres de quienes lo acompañaron", manifestó.

Sobre la reunión sostenida hoy con Kumi Naidoo, director ejecutivo de Greenpeace, Álvarez-Calderón aclaró que aun no se ha podido hablar del tema de una reparación económica hasta que se pueda cuantificar la envergadura del daño causado a las líneas.

"Nosotros vamos a tener que desarrollar un sistema para ver si es posible hacer esa reparación. Luego hay un proceso judicial que se tiene que seguir y es el juez, finalmente, el que tendrá que decidir de qué monto de reparación estamos hablando", anotó.

Álvarez-Calderón manifestó que el director de Greenpeace se ha comprometido a realizar una investigación interna, que tomaría aproximadamente un mes, a fin de averiguar entre sus 27 filiales en el mundo, los nombres de los autores intelectuales y materiales de este daño.

"Sin embargo, pensamos que Greenpeace debería saber quiénes de sus activistas son los que viajan. Ellos han tenido tiempo para preparar todo esto. De manera que si pensamos que Greenpeace tiene información que no nos ha proporcionado, pero que tendrá que hacerlo a través de un juzgado", subrayó.

La titular del portafolio de Cultura confirmó que todas personas que dañaron la imagen del Colibrí ya abandonaron el Perú y que esta acción de salir del país evidencia su conocimiento de la gravedad de su proceder.

Recordó que las líneas y geoglifos de Nasca, que tiene una superficie de 780 kilómetros cuadrados, fueron declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1994.

Dijo que las autoridades del Ministerio de Cultura y de la Fiscalía continúan realizando las indagaciones a fin de determinar el nombre de la persona que ayudo a este grupo de Greenpeace a ingresar a la zona del Colibrí.

Si bien felicitó a la Fiscalía de Nasca por interponer la denuncia correspondiente de manera rápida, Álvarez-Calderón lamentó la actuación del Poder Judicial de no proceder a ordenar la captura de los implicados en este delito contra el patrimonio.

"Nos informa el Poder Judicial que si no tienen el domicilio de estas personas no pueden ser detenidas. Algo insólito ya que todos conocían que estas personas habían venido a la COP20", aseveró.

Álvarez-Calderón insistió que no se podrá llegar a ningún acuerdo con Greenpeace hasta que dicho organismo demuestre su disposición de colaborar con las investigaciones proporcionando los nombres de las personas involucradas en el mencionado delito.(Andina)

Beneficios tributarios

Pristina 255