fbpx
28
Mié, Sep

Nuevamente la mentira del fraude aviva la presentación de otra moción de vacancia presidencial

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Nuevamente la desinformación contra el Jurado Nacional de Elecciones reactualizó el tema del fraude electoral que habría cometido José Pedro Castillo Terrones. En efecto, el empresario Zamir Villaverde quien se encuentra purgando prisión preventiva en Ancón I, lanzó datos respecto a las últimas elecciones generales, afirmando que hubo intervención en autoridades electorales por el ahora presidente.

Para Zamir Villaverde, cuya información de inmediato fue creída por políticos de la derecha peruana, hubo fraude en primera vuelta, perjudicándose a los candidatos Rafael López Aliaga y Keiko Sofía Fujimori Higuchi. Aunque no se conocieron pruebas respecto a sus declaraciones, dijo tener grabaciones donde se detallan los pormenores del caso. Para analistas serios son elucubraciones sin fundamento. El tema del presunto fraude no es nuevo, pero igualmente ha sido descartado con contundencia.

De inmediato, el presidente del Jurado Nacional de Elecciones Jorge Salas Arenas, desmintió por diversos medios lo dicho por Zamir Villaverde y consideró como un imposible, pues sería un guion preparado por terceros que buscaría no solo seguir con falsas informaciones, sino afectar la institucionalidad del sistema electoral.

El sistema electoral peruano, se encuentra perfectamente dividido, por un lado, se encuentra el Reniec, responsable de llevar el registro de ciudadanos y en elecciones ponerlo a disposición de las autoridades electorales, la Oficina Nacional de Procesos Electorales que organiza y lleva adelante las elecciones, realiza el cómputo e informa al Jurado Nacional de Elecciones, el cual promulga al ganador.

Hablar de fraude en tales circunstancias es un imposible real, pues significaría tener funcionarios y miembros de mesa, unidos por una gran red para modificar la decisión ciudadana. Creer en una situación así demostraría el interés manifiesto de un grupo para dar valor mentiras con el insano propósito de sacar del cargo, a alguien que es considerado un ignorante. .

Tras las declaraciones o lectura de guion de Zamir Villaverde, de inmediato Lourdes Flores Nano, una abogada de Keiko Fujimori, que la apoyó en la tesis del fraude, salió a cuestionar la idoneidad del presidente del Jurado Nacional de Elecciones. Anteriormente, la excandidata presidencial, con total impunidad, sustentó mentiras sin presentar ninguna evidencia, aprovechándose del débil sistema de justicia, incapaz de valorar este tipo de perjurios.

Pero al margen de las consabidas declaraciones, la intención de fondo es sacar de la presidencia de la República a Pedro Castillo, para tal efecto vienen creando el clima propicio que incluye desinformación, falsos testimonios, toma del Tribunal Constitucional que ya se logró, descrédito de instituciones como las del sistema electoral, todo ello para generar un gobierno de facto, con la creencia que podrían llevarlos a un escenario político diferente al actual.

Si bien es cierto que las capacidades del presidente de la República, son bastante limitadas; no se puede llevar al extremo de sacarlo del cargo, obviando por los protervos intereses, que se vive en una democracia y que existe una Constitución que fija los parámetros de actuación para hacerlo. Tampoco se debería permitir, que la mentira evidente, se normalice y que trastoque la verdad.

Lo cierto y real, es que Pedro Castillo ganó, guste o no, las elecciones generales del 2021 y deberá mantenerse en el cargo hasta el 28 de julio del 2026. Todo lo demás, es conducir al país a una situación de inestabilidad, que los promotores de la crispación, dicen defender.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255