fbpx
22
Dom, May

¿Quién le dice al presidente de la República Pedro Castillo Terrones, que tiene limitaciones cognitivas?

Informes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El profesor José Pedro Castillo Terrones, es el presidente constitucional del Perú, no existe duda sobre ello. Sin embargo, tras 3 entrevistas otorgadas a medios de comunicación nacional e internacional han develado su escaso conocimiento, su poca versación sobre temas de Estado, baja pericia para comunicar, es decir en propias palabras de su profesión tiene limitaciones cognitivas, procedimentales y actitudinales.

Para entender esta constatación fáctica, pedimos una interpretación del especialista en gestión pública Juan Manuel Aguilar y al antropólogo Manuel Hidalgo León, quienes toman como referencia para su opinión las tres declaraciones del presidente dadas a César Hildebrandt, a Nicolás Lúcar y sobre todo la realizada por Fernando del Rincón.

Para contextualizar., la primera acción, de todo candidato presidencial u otro puesto de nivel electivo, es nutrirse de la legislación que regula el cargo al que aspira, las funciones y competencias reguladas según la Constitución y las leyes y como calificación recomendada tener un marco conceptual filosófico, político, social, económico y otros temas que serán necesarias para interactuar con el propio ejecutivo, con el legislativo, con otras instancias nacionales e internacionales.

Se debe tener en cuenta que nadie es formado para ser presidente de la República, la formación es individual y parte de ella se explica por la educación recibida en el sistema educativo. Además de ello, los conocimientos se cimentan con las lecturas constantes sobre temas específicos y la experiencia en el desempeño de una función. Castillo estudió en un pedagógico y realizó su profesionalización docente en la Universidad Privada César Vallejo. 

Ser presidente de la República, implica profundizar sobre elementos básicos, donde el conocimiento de la Constitución Política del Perú es indispensable. Leer y volver a leer su contenido, le permitirá a cualquiera mandatario escuchar con atención las propuestas que le realizan, la pertinencia de ellas, y en consecuencia aceptar o rechazar. No es necesario ser abogado para entender como funciona el Estado, pero un poco de él, es bastante útil para el ejercicio de este cargo u otros.

Castillo Terrones, si bien es cierto tuvo dificultades para lograr la legitimidad legal por las barreras que le pusieron grupos políticos de oposición, pero de ninguna manera era un obstáculo para dedicarse a superar las limitaciones que hoy le son evidentes. El ahora mandatario, estuvo obligado a “quemarse las pestañas” para aprehender lo que el sistema educativo no le dio. Otros dirían “Los libros no muerden” pero parece ser que nada de ello tuvo en cuenta.

Vale la pregunta siguiente ¿Quién, en estos momentos, le dice a Pedro Castillo Terrones, que tiene limitaciones cognitivas y poca pericia para desempeñar el cargo de presidente de la República?

Para en analista político, Econ. Juan Manuel Aguilar “Es sumamente difícil decirle a alguien sus defectos, o su poca capacidad o entendimiento de algún tema, y es más difícil hacerlo con alguien que ostenta el poder. Normalmente, quienes tienen el poder en sus manos son más susceptibles de escuchar a quienes los llenan de halagos o los hacen creer que son muy queridos por el pueblo. Los monarcas preferían un bufón a su lado más que un buen consejero. En mi experiencia en lo público, aprendí que quien ostenta el poder es “secuestrado” por ciertas fuerzas muy hábiles para llegar hasta la cima y colocar al Presidente, gobernador o alcalde, debajo de un domo de cristal, y así lo abstraen de la realidad, lo hacen ver lo que quieren que vea, e incapaz de poder escuchar oler o sentir lo que está fuera del domo, fácilmente cree una protesta es una expresión de apoyo”.

¿Quién le dice ahora sin afán de ridiculizarlo, que es su responsabilidad obtener los conocimientos que le son carentes?

Con mucho pragmatismo Aguilar agrega “¿Quién le dice al profesor Castillo que tiene un déficit de conocimientosl y que es su responsabilidad formarse ya? Ese es el asunto, dudo lo haga algún asesor, y como él recurre siempre “al pueblo” como un medio para validar sus ideas, bien podría ese “pueblo” organizado decirle sus verdades”.

Han pasado 6 meses desde que asumió el cargo, y sus limitaciones van desde lo cognitivo en temas generales y específicos, pero igualmente, su oratoria deja mucho que desear. Cuando se desconoce una temática o un asunto, se interpreta al leal saber. No se extiende ni el contexto ni lo denotativo y menos lo connotativo. Se actúa y se responde con el bagaje cultural quen logró en sus años de vida y que parece, no es demasiado.

Por ejemplo, cuando Fernando del Rincón le pregunta sobre el Grupo de Lima, las respuestas demostraron un total desconocimiento de esta instancia multilateral y ni que decir de otras respuestas a temas que estaría obligado a conocer. .

Regresando al tema, la falta de capacidades y competencias para ejercer el cargo, son fáciles de superar. Adquirir los conocimientos necesarios solo es cuestión de decisión. El arte de hablar es mucho más técnico pero se alimenta de lo primero. Don Pedro Castillo, ahora presidente, necesita, requiere, le es indispensable, tener una comunicación efectiva, para dirigirse a su “Pueblo” como él llama a sus seguidores, a sus funcionarios y sobre todo en las relaciones que como jefe de Estado debe realizar.

Como expresó a este medio el analista político y antropólogo Manuel Hidalgo León, "El Presidente Pedro Castillo, después de sus declaraciones en medios nacionales e internacionales, pone en evidencia sus limitaciones para gobernar, desconociendo muchos aspectos básicos que un tomador de deciones debe saber en materia económica, social y política. Urge que tenga un mejor entorno de asesores para que lo nutran de información y puedan mejorar su desempeño por el bien del país, caso contrario su desgaste será acelerado y con tanto desacierto será presa fácil para la vacancia".

En conclusión, por los millones de peruianos que votaron por él, en contra de una propuesta política a todas luces dañina para el Perú, Pedro Castillo, debe responderles con formación urgente, con capacitación constante y con autoestudio para evitar ser víctima de burlas y cuestionamientos.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255