fbpx
08
Mié, Dic

“Come and trip” y “coman tripa” no significan lo mismo

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El 9 de noviembre, FACTORTIERRA lanzó un especial en su blog llamado “monitor meteorológico” pensado en ofrecer a la audiencia piurana, en principio, y de las provincias de Loja, en Ecuador, y Jaén, en Cajamarca, un servicio automatizado de información actual y futura sobre el tiempo considerando las tres cuencas sobre las que nuestros territorios se asientan: Catamayo-Chira, Piura y Huancabamba.

Por Nelson Peñaherrera Castillo

La razón es bien simple: ya estamos cerca de fin de año, ya sabemos que el verano es crucial para conocer si va a llover y cuánto va a llover y cómo eso se va a manifestar a lo largo de los tres ejes fluviales de Piura que, como sabemos, no son geográficamente exclusivos de este departamento.

Como FACTORTIERRA no tiene presupuesto para comprar una estación meteorológica y menos para montar una en cada localidad o punto crítico que determine un microclima, nos pusimos creativos y echamos mano de un aliado que nos sirve de mucho cuando los eventos El Niño se ponen muy fuertes, o cuando había peregrinaciones a Ayabaca y muchas personas querían saber si iban a llegar secas o mojadas.

Así fue cómo seleccionamos casi cada capital distrital o cantonal y la conectamos con el portal AccuWeather, que no solo ofrece información actualizada al minuto por sitio web sino por aplicaciones móviles, con un alto nivel de acierto… en principio. [Revisa la versión en castellano]

Pero, como FACTORTIERRA sirve a una doble audiencia, la que habla castellano y la que habla inglés, cuando adaptamos el material para quienes nos siguen en los Estados Unidos, la porción centro y oeste de Canadá y buena parte de Europa, lo primero que se nos vino a la cabeza es que esas personas no iban a estar interesadas en una delimitación por cuencas porque, para comenzar, no viven en Piura.

Lo que detectamos en las interacciones de redes sociales (para eso sirven las redes sociales) es que los artículos con las etiquetas #tourism (turismo) y #visitPiura (visita Piura) capturan el interés de esas gentes, y alto interés por cierto. Eso nos lleva a pensar que ése es un atractivo nicho de mercado para todos quienes proporcionan servicios turísticos, no importa en qué lugar de la cadena de valor se ubiquen. El detalle que faltaba: como dije antes, esa gente habla inglés.

Como sabemos que la Tierra no es plana (porque, efectivamente, no es plana), la hora en Perú no es la misma que la existente en todo el mundo. De hecho, si lees esta columna, por decirte, a las ocho de la mañana, en Nueva York es la misma hora, pero en Los Ángeles es las cinco de la mañana, en Ciudad de México es las siete, en Buenos Aires (argentina, no Morropón) es las diez, en Madrid y Londres es las dos de la tarde, en la China litoral es ocho de la noche, dos horas más en Tokio, otras dos más en Sydney.

La mala noticia: es complicado estar a tiempo, y encima despierto, para publicar algo en redes sociales de tal manera que coincida con momentos específicos del día según cada zona horaria. Digo, a ver, levántate a las tres de la mañana para que coincidas justo con la medianoche en California. La buena noticia: las redes sociales te permiten programar la publicación de tus estados o tuits, y eso es realmente una gran ayuda.

Sobre el mejor momento para publicar, la verdad es una jarana porque tienes que sentarte a estudiar desde qué palabras llaman la atención de esas audiencias hasta qué horas son las más adecuadas considerando tu tipo de contenido. Por ejemplo, para el caso de España, en la vida se nos ocurriría poner un tuit a la hora en que sus telediarios comienzan porque no nos van a hacer caso.

Regresando a la idea, entonces nos dimos cuenta que los contenidos sobre turismo llaman mucho la atención de la audiencia anglohablante, entonces pensamos también ponerle un “monitor meteorológico”, o mas bien un “weather monitor”. Pero como sabemos que ellos no estarían muy interesados en rastrear un río según su cuenca sino cuánta temperatura y cuál será la calidad del aire en el lugar que van a visitar, se nos ocurrió organizarlo por rutas.

Según el comportamiento de un turista promedio y las posibilidades de otros recursos a lo largo del departamento, nos salieron seis, todas conectadas por carreteras… claro, hasta que a alguien se le ocurra bloquearlas y adiós turismo. Las rutas son: la de los circuitos de playas en todo el litoral (la más popular y manoseada), la de las dos áreas metropolitanas (Piura y Sullana) y puntos de interés en sus alrededores, la de los valles intermedios (con alto potencial para turismo rural), la de Ayabaca (que llamamos Señor Cautivo incluso en inglés), la del Alto Piura (también ideal para el turismo rural) y la del valle de Huancabamba (brujos y curanderos, uníos).

Como se trata de meteorología, una de las cosas que pensamos funcionaría mejor en lugar de una foto estática era ponerle un video, así que nos dedicamos a buscar en YouTube algunos que ‘vendieran’ mejor la historia. Para el caso de la versión castellana, la cosa fue relativamente fácil puesto que hay mucho material publicado; entonces el asunto era seleccionar uno entre tantos. Es raro porque, considerando el tema, sí hay mucho y buen material.

Cuando editamos la versión inglesa, donde el tema central era turismo, nuestra intención fue poner videos sobre Piura pero producidos expresamente para esa audiencia. Pensamos que nos iba a pasar algo parecido que con la versión en castellano, pero nuestra sorpresa fue desfavorable cuando nos dimos cuenta que casi no existe… ¡y estamos hablando del segmento de mercado con mayor capacidad de gasto!

Incluso con los destinos turísticos en zona litoral encontramos dificultad para hallar un material producido en inglés que sirviera. Ya ni les digo para el resto. Al final hallamos una agencia que se consiguió no solo imágenes sino un narrador hablando en un perfecto inglés estadounidense sobre qué se puede encontrar en Piura, Chulucanas y Huancabamba. Ya sabes: joyas en Catacaos, cerámica en La encantada y medicina mágica en las Huaringas.

La primera pregunta que nos hicimos es: ¿solo una agencia se dedica a trabajar con turistas anglohablantes para esos destinos? La siguiente fue: ¿acaso no hay demanda de turistas anglohablantes hacia el departamento de Piura? a continuación: ¿no se enseña inglés en las escuelas de turismo? Y la del estribo, como para cortarse las venas: ¿con qué planes de negocios se lanzan los emprendedores de turismo operando en Piura?

Por lo menos la de “no hay demanda” es falsa. Nadie se va a tomar la molestia de hacer un video en inglés con un narrador nativo estadounidense solo para decir que sabe hacer videos en otro idioma, y encima de una agencia de turismo. Si lo hacen es porque han detectado una demanda y saben que tenemos la oferta. Entonces, ¿qué calidad de servicio ofrecen todas las agencias y guías piuranos que cacarean en las redes sociales?

No digo que no apuestes al turismo interno porque realmente hace falta promover más el conocimiento del peruano y especialmente del piurano por lo que hay en su propia tierra. Pero en un contexto de crisis económica, si el flujo de turismo interno no va a llenarte la caja, ¿no deberías mirar hacia ese público afuera que, como repito, tiene mayor capacidad de gasto que el peruano? Digo, ¿acaso el estadounidense o el europeo regatea como el nacional?

Ah, y la respuesta de “no hay demanda” también se cae de falsa porque en las interacciones que FACTORTIERRA tiene con su “weather monitor”, queda demostrado que sí hay interés y que incluso la gente se toma el tiempo del mundo para jugar con las alternativas ofrecidas, que, para beneplácito nuestro, AccuWeather las da clasificadas según capital distrital o cantonal siempre que no sea parte de un conurbano (como Castilla, 26 de Octubre, Bellavista o Marcavelica-Mallaritos).

[Revisa la versión en inglés]

Tal parece que seguimos teniendo como asignatura pendiente abrirnos a esos mercados donde hay más posibilidades pero en los que no tenemos capacidades, a pesar que hace ya algunos años Piura ha comenzado a ponerse más en el mapa gracias a ser un destino BBB (bueno, bonito, barato) sin que eso signifique de mala calidad. Ahí te la dejo como tarea, otra vez.

[Sígueme en Twitter e Instagram como @NelsonSullana y comenta usando el hashtag #columnaNelson]

Diario El Regional de Piura

Pristina 255