20
Sáb, Abr

El nuevo Presidente del Consejo de Ministros y su defensa del gobierno de Dina Boluarte

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Se dio salida a la crisis de la manera más efectiva, renunció Alberto Otárola Peñaranda y lo hizo mismo mandatario, es decir con “mensaje a la Nación” y no pasaron 24 horas, Dina Boluarte Zegarra, juramentó al nuevo gabinete el cual será presidido por Gustavo Adrianzén Olaya. Al nuevo Premier se le recuerda por su ardorosa posición señalando a los deudos de los asesinados imprecándoles “Los violentos son ellos, ellos son los que ocasionaron su muerte”.

Como se tiene conocimiento, una represión excesiva desplegada tras las protestas del país, dejó como saldo 49 personas asesinadas por las Fuerzas Armadas y Policiales. Como sucede siempre en hechos violatorios de los derechos humanos, los deudos de las víctimas concurren hacia el sistema interamericano, para exigir justicia, la cual en el sistema interno tarda en llegar y muchas veces dilata.

Gustavo Adrianzén, como embajador ante la Organización de Estados Americanos, demostró que se encuentra predispuesto a defender, aunque sus argumentos no sean creíbles, a la mandataria y demás integrantes del gobierno de Dina Boluarte. Su sola expresión en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, fue una evidencia para hacerse recomendable ante el poder.

Existe un argumento, en el sentido que las protestas que se dieron tras la salida del presidente Pedro Castillo Terrones, fueron violentas, cuando en realidad, aún con las manifestaciones propias de la crispación colectiva, no se llegó a niveles exagerados. Lo que, si fue exagerado y cruel, fue la forma sistémica como actuaron las Fuerzas Armadas y Policiales, cuyos casos han sido estudiados y puestos en conocimiento del Estado peruano.

La frase “Los violentos son ellos” sintetiza la posición de un primer ministro, que debería estar signado a garantizar justicia para las víctimas, cautelar que el Estado impulse los procesos judiciales en proceso y sobre todo que los responsables inmediatos y mediatos paguen por sus delitos. Sin embargo, es poco probable que haya un cambio de posición con la presencia del nuevo Premier. Será un envalentonado más, que servirá con mucha devoción a quien lo designó para el cargo.

Perú vive momentos críticos y atípicos. Quienes ganaron las elecciones generales, fueron compelidos a irse y tras el quiebre constitucional que pretendió hacer Pedro Castillo, devino en la toma del mando de Dina Boluarte, esta alinearse y ser funcional a grupos de la derecha peruana. Lamentablemente, la situación se ha extendido a otros grupos políticos como es el caso de Perú Libre que actúa en concordancia con Fuerza Popular.

Los que anteriormente eran oposición ahora son gobierno y tienen todo a su disposición. Un Tribunal Constitucional que por sus resoluciones hace evocar al libro de tradiciones de Ricardo Palma, un obediente Defensor del Pueblo y hasta hace poco una Fiscal de la Nación dispuesta a todo para crear las condiciones y apropiarse con sutileza de las competencias que le corresponden a otras instituciones.

Garantizar que el Ejecutivo siga la misma línea que impuso Alberto Otárola, es casi ineludible, Dina Boluarte, tiene pretensiones de ser recordada como la primera mujer que ejerció el alto mando de la nación, aunque peruanos y peruanas no votaron por ella. Podría cambiar las condiciones, pero la única forma de lograrlo sería renunciando frente a una situación extrema, pero ni para ello tiene valor.

Esta semana será determinante para saber el futuro de las instituciones. El golpe hacia la Junta Nacional de Justicia está ad portar de consumarse; ya la mayoría congresal tiene listo la forma de incidir en el Jurado Nacional de Elecciones y con la Junta Nacional de Justicia, pueden tomar la ONPE y el RENIEC y sobre todo, el sistema judicial, el modelo de lo que quieren se encuentra en el Tribunal Constitucional.

Aparentemente todo es legal, pero en el fondo todo es condicional. “Si eres obediente y funcional, te mantendrás en el cargo, de lo contrario te sacaremos” parece ser el axioma de congresistas de Fuerza Popular, Avanza País, Renovación Popular, Alianza para el Progreso, Perú Libre y una parte de Acción Popular. Bajo esta realidad, ¿alguien podrá ser independiente y autónomo?. Difícil.

Diario El Regional de Piura

 

Publicidad Aral1

Paypal1