¡Salud, cero alcohol!

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. La Municipalidad Provincial de Sullana (MPS) por directiva de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) de Sullana ha ordenado que no se tomen como pretexto los aniversarios de los colegios para convertirlos en chupódromos.

Sí, sé que no suena elegante pero se entiende mejor, ¿o no?

La razón es que ver a docentes, padres y madres, y peor a estudiantes en deplorable estado de ebriedad no tiene ningún aporte pedagógico. Además se contradice con el objetivo de una institución educativa

La palabra clave es… educativa.

No olvidemos que en este país es ilegal venderle bebidas alcohólicas a menores de 18 años de edad. ¿Cierto o no, administradores de las discos en la urba Santa Rosa? ¿O por qué las cerraron?

Por cierto, me contaron que en la que le llaman ‘el wawawasi’, un chiquillo de 16 años evadió la seguridad para entrar al establecimiento evidentemente mareado, o algo más. Eso pasó la madrugada del domingo 17. Tomen nota, y sigamos.

Obviamente estoy de acuerdo con la medida, ¡completamente de acuerdo!

Creo que no hay que discutir mucho este punto. Mas bien sí me gustaría abonar más razones que agreguen candados a favor de la decisión edil.

Extraoficialmente sé que la incidencia de suicidio juvenil, por lo menos en el distrito de Sullana, se ha incrementado en los últimos años. La causa parece ser una depresión crónica no tratada oportunamente, y los detonantes van desde el desinterés o la permisividad de los progenitores hasta el fracaso escolar, pasando por las decepciones románticas.

Desafío a quienes estudian Psicología a negar científicamente el hecho. A ver, quiero leer sus tesis.

También sé, gracias a información de CEDRO, que la cerveza, la bebida alcohólica más difundida, acentúa los periodos depresivos, si es que no los causa. Es como darle ají y grasas a quien se está muriendo de gastritis.

La cerveza también favorece el inicio o incremento del consumo de cocaína. Con la finalidad de contrarrestar los efectos de la embriaguez, muchas personas inhalan el polvo blanco (y se friegan la nariz de por vida), mal ejemplo que ha comenzado a ser imitado por adolescentes

CEDRO dice que la edad promedio mínima para iniciarse en los vicios es 13 años.

Es cuando el alcohol debilita los sentidos y anula los centros morales, que chicos y chicas –y también chicos y chicos- tienen relaciones sexuales sin protección con consecuencias que van desde embarazos no deseados hasta infecciones de transmisión sexual. Adiós, proyectos de vida.

Por último, en un espacio donde el rendimiento escolar no es bueno, las bebidas alcohólicas en tanto drogas disparan los bajos niveles de comprensión, razonamiento y memoria. Ergo, se forma una generación más inútil que la presente, en términos académicos y productivos quiero decir.

Con el consumo de alcohol, tabaco y drogas ilegales en adolescentes no podemos andarnos con medias tintas. O se ataca o no nos lamentemos de los resultados futuros.

Y si a las cerveceras no les gusta la idea, habrá que lamentarlo por ellas, pero, como dije antes por acá, nada justifica que se hagan ricas a costa de la idiotización de la comunidad en general.

Mas bien, ya que la MPS anda en plan profiláctico, ¿por qué no implementa la ordenanzza 013-2008/MPS? ¿O habrá que presionarla desde la UGEL Sullana?

(Sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255