Perú tiene talento... ¿para qué?

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. La reciente visita del Contralor de la República a Piura ha dejado un vergonzoso saldo: más de mil 400 servidores públicos que enfrentarían denuncias.

Ya queda en cada uno de ellos ver cómo se defienden, si es que pueden hacerlo. En todo caso comprueba que o bien el nivel de incompetencia es alto en nuestra región, o bien es el de la corrupción.

Como dije, que cada cual vea cómo se defiende si es que tiene argumentos y pruebas para hacerlo.

En ese contexto, el ministro de Economía y Finanzas, Miguel Castilla, ha salido a poner su cara para justificar el aumento de ingresos a sus colegas de gabinete, la gente que trabaja para cada uno de ellos y cada una de ellas, y hasta para alcaldes y gerentes de las municipalidades a nivel nacional (más de 190 provinciales y casi dos mil distritales).

Dice Castilla que la idea es evitar que se fugue talento de la estructura estatal para hacerla más competitiva.

Combinando el hallazgo de la Contraloría con el argumento del ministro, ¿a qué tipo de talento es al que se quiere retener? ¿Más de mil 400 'talentos' a quienes se ha cuestionado su manera de trabajar, solamente en el departamento de Piura?

Viniendo de un economista talentoso, la justificación para el incremento a más de 30 mil soles es risible.

Para cualquier persona con criterio independiente, lo que hará un Estado más competitivo es su reducción progresiva, pues eso lo hará más eficiente.

Para nadie es secreto que el tamaño de nuestra 'burrocracia' ha ralentizado la toma de decisiones en todo el aparato estatal y ha sido campo fértil para la corrupción, donde participan desde quien te recibe el expediente hasta el funcionario de (des)confianza.

Entonces, en la medida que se eliminen pasos para conseguir algo, sí se ahorrará tiempo y dinero y sí se justificaría que se retenga al talento que es altamente provechoso para el bien común, siempre que realmente lo sea, con las condiciones salariales que propone Castilla.

Dicho sea de paso que, al ser menos, sería más fácil para Contraloría separar a las manzanas podridas de las buenas, sin colapsar los organigramas estatales.

Pero, en las condiciones actuales, suena a otra medida populista de la administración Humala, que se ha caracterizado –lastimosamente- por salir de las brasas para caer en el caldero. Mejor dicho, sus propias brasas y su propio caldero.

Dicho todo ésto, se justifica que esta tarde, nuevamente la gente que se ha indignado con esta medida gubernamental salga a las calles, pues equivale a poner vino nuevo en odres viejos.

Si alguien recuerda la explicación del Mesías, cuando se hace esto, los odres se rompen y el vino se echa a perder.

Traducido: una medida que puede ser buena terminará siendo una gran pérdida de dinero, dinero tuyo y mío, pues se trata de fondos públicos. ¿Dejarás que se desperdicien, otra vez?

(Sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255