29
Jue, Feb

Adolescente vuelve a ingerir alimentos gracias a reconstrucción de esófago

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Desde hace tres años, el adolescente Erick Quevedo Canales no podía llevar una vida normal debido al enorme tumor que tenía en el esófago. Él no podía ingerir alimentos ni respirar con normalidad; sin embargo, los médicos especialistas del hospital Guillermo Almenara del Seguro Social de Salud (EsSalud) le dieron un giro completo a su historia, reconstruyendo totalmente su órgano dañado.

“Nuestro paciente tenía un tumor que ocupaba todo su esófago, llegando casi hasta la parte abdominal. Este tumor pesaba aproximadamente 500 gramos y medía cerca de 30 centímetros. Por eso, la cirugía se realizó en dos etapas: primero, resecamos todo el esófago para retirarlo y luego reconstruimos un nuevo esófago con parte del estómago del mismo paciente”, detalló el Dr. José Alarcón Vera, médico asistente del servicio de estómago y esófago del hospital Guillermo Almenara de EsSalud.

La cirugía fue multidisciplinaria y de alta complejidad, duró alrededor de seis horas, pero finalizó con mucho éxito. Luego de algunos días de recuperación, el adolescente comenzó a ingerir alimentos nuevamente. “Estoy agradecido con Dios y con los médicos del este hospital porque me han cambiado la vida. Yo jamás hubiese creído que esto era posible”, dijo el adolescente de 15 años de edad tras ser dado de alta.

Por su parte, su madre, la Sra. María Canales, también se mostró agradecida con el cuerpo médico que atendió y salvo la vida de Erick, quien pronto podrá volver a su vida normal.

La reconstrucción de un esófago

Este es el primer caso de tumor que se extendía en todo el músculo del esófago e iba engrosando poco a poco esta cavidad. Actualmente, esta enfermedad afecta de 1 a 4 por cada 10 000 personas, complejidad por la que se requería la participación de un equipo multidisciplinario: cirujanos de esófago y estómago, especialistas en cabeza y cuello y de cirujanos de tórax.

“Luego de retirar el esófago, que estaba muy dañado e inservible, procedimos a reconstruir un tubo esofágico a raíz de la curvatura del estómago, el cual fue unido al esofago en el cuello. Esta técnica permitió cambiar y mejorar totalmente la vida del adolescente”, detalló el especialista del Almenara EsSalud.

Hoy Erick está listo para regresar a clases y continuar con su sueño de convertirse en arquitecto, lo que podrá lograr muy pronto gracias a una oportuna intervención quirúrgica de los médicos especialistas de EsSalud.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1