03
Dom, Mar

Fujimoristas, apristas y operadores políticos hacen cargamontón contra Ministerio Público

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El testimonio de Jaime Villanueva, asesor de Patricia Benavides han levantado polvareda ha dado pie a la reacción de presuntas organizaciones criminales que se encuentran siendo investigadas por delitos cometidos. Una de las acusaciones poco creíbles es la presunta intromisión de Gustavo Gorriti en asuntos del Ministerio Público, quien viene siendo demostrado por Keiko Fujimori y adláteres; apristas y adláteres.

Como se tiene conocimiento, recientemente se cumplió el control de la acusación contra Keiko Fujimori en el caso de los cocteles y se ha fijado fecha para el inicio del juicio oral. El testimonio de Villanueva considera algunas frases contra Gustavo Gorriti, que son usadas por la lideresa de Fuerza Popular para descalificar la acusación en su contra y desconocer que quienes la delatan, incluso, son personas de su entorno.

Además de Keiko Fujimori, quien se presentó en algunos medios afines, hicieron lo propio Miguel Torres Morales y otros dirigentes de Fuerza Popular desfilaron por medios de comunicación muy conocidos por su respaldo a fujimoristas, para exponer los presuntos dichos y sobre todo el objetivo y que busca desprestigiar el trabajo del fiscal José Domingo Pérez y por ende obtener beneficios a su favor.

Complementando la acción de Keiko Fujimori, como furgón de cola se han sumado Jorge del Castillo, Mauricio Mulder y otros apristas, quienes claman por la muerte de Alan García Pérez. Según el testimonio de Villanueva habría sido cercado presuntamente por un acuerdo existente entre fiscales y Gustavo Gorriti, incluso tienen la intrepidez de indicar que fueron quienes lo “mataron” cuando es sabido que el inesperado final fue suicidio.

Quien fuera abogado de Alan García, el abogado Wilder Medina tras este laberinto pide la suspensión de todos los fiscales supremos y de todos los miembros de la Junta Nacional de Justicia. Se desprende de estas declaraciones, la habilidad para usar periodistas y medios afines, con quienes de manera condescendiente desarrollan sus propuestas sin ningún tipo de objeción.

Por su parte Keiko Fujimori, quien iría a la cárcel por más de 30 años si se demuestra las acusaciones en su contra, aprovecha la correlación de poder que tiene en el actual gobierno, la condescendencia de medios de comunicación y espera que tanto José Domingo Pérez y Rafael Vela, sean retirados del caso. Sería la primera vez que sucede este tipo de situaciones y una demostración clara que estas fuerzas oscuras no se detendrán.

Aunque el testimonio es mucho más amplio de lo que se conoce y que usan vía periodistas afines, solo la parte que les conviene, también tiene otras aseveraciones donde se colige que la suspendida fiscal de la Nación Patricia Benavides, habría logrado cercanía con Keiko Fujimori, para sus acciones vedadas contra la Ley y el procedimiento. Se sabe que Benavides habría urdido la inhabilitación de Zoraida Ávalos, habría generado la correlación para la elección del Defensor del Pueblo, y pretendía hacer lo mismo para la destitución de la Junta Nacional de Justicia.

El Perú vive una crisis política y sobre todo moral que se incrementa día a día. No fue suficiente la fuga de Alberto Fujimori, su posterior extradición y condena, tampoco fue suficiente el laberinto de las corruptelas de presidentes de la República y otros funcionarios, tampoco el saber que una banda operaba en el Poder Judicial, las vacancias de Martín Vizcarra y Pedro Castillo, aún nos seguimos sorprendiendo con casos que ponen al borde del abismo al país.

Sin duda que una democracia fortalecida en lo institucional, con ciudadanos debidamente formados para entender las complejidades de su país, permitirá salir delante de este hoyo antiguo que lo vaticinó Jorge Basadre y otros pensadores, que si despertaría de sus tumbas, volvería a regresar a ellas, al comprobar que poco ha cambiado en este país que busca parecerse a Venezuela, Nicaragua o Trinidad y Tobago.

Pobre Perú.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1