No usarás su nombre en vano

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. La mejor evidencia de la abstracción nominal que tenemos sobre Dios, en nuestro idioma y con música, fue señalada hace 16 años por una nativa de Barranquilla, Colombia, que responde al nombre de Shakira Isabel Mebarak Ripoll, alias Shakira.

En el álbum '¿Dónde están los ladrones?', hay una canción que jamás fue programada por las radios, tanto que la propia Shakira tuvo que ponerla al inicio del único concierto acústico que dio para la cadena MTV.

El tema se llama 'Octavo día', y habla de un viaje alegórico del Creador, quien tras dejarnos todo listecito para usar, se tomó un merecido descanso. Cuando regresó, debió quedarse con el ojo cuadrado.

"¿Quién se iba a imaginar que el mismo Dios al regresar / iba a encontrarlo todo en un desorden infernal, / y que se iba a convertir en un desempleado más / de la tasa que anualmente está creciendo sin parar."

Por ratos pienso que la canción es un respaldo a otra muy famosa y tocadísima durante Viernes Santo, 'Jesús Verbo, no sustantivo' del guatemalteco Ricardo Arjona, publicada en 1990.

Las dos composiciones van a lo mismo: Dios no es una palabra, no es algo abstracto e inalcanzable, sino es la manera cómo concretamos todo lo bueno que deseamos para este mundo, siempre que sea bueno y siempre que lo deseemos... pero, por encima de todo, siempre que lo hagamos bien.

Por eso resulta chocante cuando alguien quiere escudarse en Dios para justificar lo ilegal o lo inhumano. Bueno, es casi lo mismo.

O cuando alguien se irroga interpretar lo que "Dios dijo" aunque fue escrito imperfectamente por manos humanas. No es blasfemia, sino silogismo puro.

Toda la vida nos dijeron que Dios es la perfección absoluta, y que el ser humano, aunque es su creación, tiene muchas imperfecciones. Entonces, ¿cómo alguien imperfecto podría crear algo perfecto?

¡Inspiración divina!, dirán varias personas; pero, incluso para pasar los mensajes de un lado a otro, nunca solemos acertar con los términos ni el sentido exacto. Se comprueba la regla.

El punto es que debemos dejar de escudarnos en Dios para justificar nuestras malas acciones o nuestra escasez de criterio.

Sugiero escuchar ¿Octavo día' de Shakira (cuando cantaba cosas interesantes). Entenderás por qué hay gente que usa su nombre en vano, que es pecado según sé.

"Mientras tanto, este mundo gira y gira / sin poderlo detener. / Y aquí abajo, unos cuantos nos manejan como fichas de ajedrez. /No soy la clase de idiota / que se deja convencer; / pero digo la verdad / y hasta un ciego lo puede ver."

(Sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255