Los tres valores de Guarango

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. Cuando en marzo de 2013, un equipo de History Channel vino a Sullana y se pasó una jornada grabando conmigo, preparé mi mochila con mudas de ropa y accesorios personales como para dos días.

Mientras otros invitados sentían impaciencia porque se tenían que repetir tomas, se cuidaba el más mínimo calibramiento, se pasaba extensos cuestionarios... en fin, había que esperar, yo procuraba involucrarme en el proceso desde mi posición, pues el cine y la televisión siempre son trabajo de equipo.

Así que me bromeaba con los técnicos, conversaba sobre sus experiencias (no hay personal detrás-de-cámaras que no goce relatándote sus infinitas aventuras) y hasta poniéndole música a Roxana, nuestra productora de campo, para que no se ponga tensa.

El resultado fue una extraordinaria serie que sigue difundiéndose a toda Latinoamérica, y, donde con suerte, me podrás ver en pantalla... aunque también anda por ahí subida en YouTube

Cuando Roxana me preguntó dónde había aprendido todo eso, le respondí: "También fui parte de la producción de un documental". Cuando me preguntó dónde, le dije que con Guarango Cine y Video.

Guarango, como la conocemos, es una organización que se especializa en realizar audiovisuales. En algunos casos, los ha combinado como parte de paquetes educativos para el gran público.

Así nacieron varios documentales que han recibido múltiples reconocimientos a nivel mundial.

Entre 2002 y 2003, trabajé directamente para Guarango; luego, de manera indirecta y posteriormente colaborando con esa organización.

Los dos proyectos donde estuve mayormente involucrado fueron los documentales 'Choropampa, el Precio del Oro' y 'Tambogrande: mangos, muerte, minería'.

El primer material cuenta la historia de un pueblo cajamarquino, cuya vida se trastoca negativamente luego que un camión derramara accidentalmente mercurio que transportaba desde la mina Yanacocha.

El segundo nos toca más de cerca: es la crónica de cómo el pueblo de Tambogrande le volteó la tortilla a una minera canadiense, cuando sus autoridades razonaban con lógica y su gente estaba convencida de que los argumentos del asesinado Godofredo García eran consistentes. Bueno, en realidad son consistentes, sino que la gente lo olvida adrede, que ya es otro tema.

Esta semana, Guarango ha recordado 20 años de actividad.

En las dos décadas que tiene en funcionamiento ha podido contar éstas y otras historias, y asumo que tendrá muchas más que exponer.

El estilo de la organización siempre ha sido el respeto, el detalle, el cuidado con el relato audiovisual, la paciencia, la perfección de la fotografía. En fin, asegurarse que el fondo y la forma tengan estética, agilidad y originalidad.

Con Guarango tuve que reaprender nuevas formas de contar las cosas, pues fui formado para narrarlas casi al mismo tiempo que suceden. Pero aquí, como me lo recordaba a cada rato mi jefe y mi jefa, tenía que ir con más detenimiento y poniendo atención a los pequeños detalles.

Algo así como desacelerarme de la actualidad del último minuto: pasar de la sincronía a la diacronía.

Eventualmente lo aprendí.

Pero, antes de History Channel, Guarango fue la primera productora que me puso en la tele internacional.

Ernesto y Stephanie, mis productores y directores, siempre me bromeaban que en el documental de Tambogrande había un plano donde aparecía un par de segundos (sosteniendo una petromax, casi al final del segundo acto).

"Ahora ya eres famoso", me decían vacilándome.

No sé si me hice famoso, pero sí me siento orgulloso de haber contado una de las historias de la historia de mi región a través de Guarango; y no solo contarla a mi gente, sino contársela al mundo.

Alucina: hacer que una historia local se vuelva un clásico global.

Ahora me especializo en eso.

Si no fuera por Guarango, jamás me hubiera convencido que darle la vuelta al mundo sin despegar los pies de tu tierra es más que pan comido. Y lo es.

Además de la ciencia, debes tener estética, agilidad y originalidad.

¡Gracias, Guarango, por esa lección de vida!

¡Felices 20 años!

(sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255

Juan Manuel propaganda