Sierra Exportadora... ¿de?

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. El 15 de abril pasado, el encargado de Sierra Exportadora fue entrevistado por Radio Cutivalú, para anunciar su intención de construir casas refugio muy cerca de la línea de frontera a lo largo del río Espíndola, Ayabaca.

Según dijo, su intención es activar el turismo de aventura, especialmente para escolares del norte peruano, y que estaba dispuesto a llegar a cabildear con congresistas por Piura, de ser posible.

Todo iba bien hasta que se le cuestionó si su plan de negocio había considerado aspectos contextuales que se saben allá y acá: toda la porción nororiental del distrito de Ayabaca está plagada de narcotráfico, contrabando y trata de personas. Tres en uno.

El funcionario dudó, trastabilló, encaró a la entrevistadora y finalmente reclamó ofuscado: "¡Por eso nada avanza en Piura, porque siempre vemos lo malo!"

¿Quién está mal: él por no ver el bosque completo, o la presentadora por ver qué hay detrás del árbol?

La respuesta es obv... Mejor lo respondo: el funcionario.

Cuando quieres lanzar un negocio, lo básico que se te recomienda (digo, si quien te aconseja tiene algo de criterio) es que escribas un plan de negocio.

Aparte de decir cómo ganarás la platita, este documento también considera cosas contextuales como la realidad del espacio donde lanzas el negocio, y de qué manera vas a afrontar ciertas eventualidades.

Y las eventualidades que rodean la iniciativa de Sierra Exportadora no son cosa de fácil solución. Estamos hablando de lidiar con mafias de alcance mundial, con suficiente capital para borrar huellas, comprar autoridades y quitarse del medio a quien 'les joda el 'business'.

Si colocas casas refugio llenas de escolares o turistas en la boca del lobo... ¿cómo se llama eso?

Nota al pie: en caso de emergencia, es más fácil hallar curitas en Ecuador que en el mismo Ayabaca, y no exagero.

Cuando estuve haciendo trabajo de campo en Suyo, me llamó la atención que todos los niños y las niñas menores de 10 años tienen nacionalidad ecuatoriana, pues nacieron en Macará, y reciben atención gratuita cruzando el límite internacional.

Basta que pases esa línea para que la jurisdicción de toda autoridad peruana, comenzando por el Presidente de la República, desaparezca. ¿Por qué? Porque ya es otro país con su propia soberanía, aunque a ciertas personas se les olvide.

Y si nuestra frontera está desguarnecida, y es fácil pasar menores de edad de uno a otro lado, ¿el proyecto no representa un riesgo antes que una solución? ¿La palabra Aragoto, que está cerquísima, dice algo?

En vez de ofuscarse, el funcionario de Sierra Exportadora debió mantenerse en su "no lo habíamos considerado" y agregarle un "le prometo que estudiaremos el caso", y, por lo menos habría generado tranquilidad.

Pero, si su intención es emprender un negocio aún a costa del peligro, mi recomendación sería congelar el proyecto hasta analizar el contexto de la inseguridad, y replantearlo. Si algún o alguna congresista lee esto, por favor, considérelo.

De lo contrario, añadiremos más problemas que afectarán a quienes más queremos. A menos que estar en medio de una balacera o subirse a un vehículo que transporta droga sea parte del programa de turismo de aventura... o emprender un viaje forzoso a un sitio desconocido, y sin opción a retornar.

O quizás, no regresar jamás, con vida quiero decir.

Hacer negocios, sí; hacerlos sin visión, jamás, especialmente a costa de nuestra niñez, nuestra adolescencia y el turismo.

Si la suma de problemas es mayor que la suma de soluciones, la respuesta final siempre será: No.

(Sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255