¿Recortando agendas?

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP/Nelson Peñaherrera Castillo. La abogada feminista Jeannette Llaja publicó en su cuenta de Facebook: “El Ministerio Público solicitó 3900 millones de soles para trabajar y el MEF [Ministerio de Economía y Finanzas] le asignó 1505 millones… El Poder Judicial solicitó 2921 millones de soles para trabajar y el MEF le asignó 1803 millones”. ¿No te sorprende o no te importa?

A ver académicas y académicos, aplicando tanto por ciento, el MEF asignará 38,6% de lo que el Ministerio Público solicitó, en tanto que al Poder Judicial solo le dará 61,7% de lo que solicitó. Primera cuestión: ¿por qué en términos proporcionales las fiscalías recibirán poco más de la mitad del Poder Judicial, considerando que son los primeros filtros donde acudimos a pedir justicia?

Ignoro el detalle de las partidas así como el monto asignado en los años fiscales previos (y cómo se usaron), pero Llaja tiene una opinión a tomar en cuenta: “Y así dicen que la ‪#‎SeguridadCiudadana es prioridad en este gobierno”.

Yo diría que no solo la seguridad ciudadana sino toda la carga procesal que se genera a diario a lo largo del país, que excede la capacidad de fiscalías y salas (¿por qué en el Perú metemos la pata frecuentemente?), y que genera una especie de tránsito lento entre el personal de la intrincada maraña de estos operadores de justicia.

Desde este lunes, está vigente una ley que renueva el combate a la violencia familiar, y, como hemos anotado en esta columna hace una semana, los Centros de emergencia Mujer reportan que los casos denunciados –especialmente la violencia psicológica- van en aumento. Lo último que leímos aquí fue el reporte de Talara, donde, dicho sea de paso, a un infeliz no se le ocurrió mejor idea que golpear a fierrazos a su pareja, en pleno Día de la No Violencia contra la Mujer.

Si con este recorte presupuestal el gobierno ralentiza la administración de justicia (obvio que se despedirá o renunciará personal), la nueva pregunta del billón es: ¿cómo hará efectiva en tiempo prudencial toda la carga que se generará por las denuncias de violencia familiar?

Parece que la administración Humala pretende escribir con la mano y borrar con el codo… ¡y vaya codo!

(Opina al autor. Síguelo en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255