fbpx
24
Vie, Jun

Piura: El Instituto Peruano-Canadiense reconoce al doctor Antonio Mabres

Piura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El premio (PCI Distinguished Fellowship), auspiciado por el Instituto Peruano-Canadiense (IPC) y la Universidad Huntington de Greater Sudbury (Ontario-Canadá), reconoce públicamente a personas , organizaciones e iniciativas que buscan el beneficio de la comunidad; y la labor de ciudadanos que han jugado un rol especial en el fortalecimiento de las relaciones entre Perú y Canadá.

En esta segunda edición, reciben este reconocimiento, junto con el doctor Antonio Mabres de la UDEP, las doctoras Sonia Guillén y Carmen McEvoy, y los señores Joaquín Felipe Leguía y Alonso Mayo, todos ellos, líderes que están dejando su huella, a través de esfuerzos profesionales.

En esta línea, se reconoce la contribución destacada del doctor Mabres en la educación en el Perú, quien ha sido rector de la Universidad de Piura de 1989 al 2003; profesor de la Facultad de Ingeniería durante casi cinco décadas; y, un acucioso investigador en el campo de la Física de la atmósfera, estudios paleoclimáticos y la dendrocronología; especialmente los relacionados con el Fenómeno El Niño.

Kevin McCormick, fundador del Instituto Peruano-Canadiense y presidente de la Universidad de Huntington; y Marc Serré, miembro del parlamento y presidente de la Sección Canadiense de ParlAmericas (CPAM), comentaron: “Nuestro instituto se enorgullece de presentar estas distinciones a individuos y grupos de ambos países, que están logrando un profundo impacto en las áreas de relaciones internacionales, educación, desarrollo económico y de alianzas y relaciones indígenas”.

Por su parte, el galardonado señaló que, esta ha sido una sorpresa muy grata. “Agradezco muchísimo que se haya valorado esta trayectoria de casi 50 años trabajando por la educación en el Perú. No he hecho nada extraordinario, pero sí he puesto mucho cariño y dedicación al trabajo en la Universidad de Piura y, a través de ella, a tratar de mejorar la educación en el Perú”, sostuvo.

En el acto de premiación, realizado el 3 de mayo, dijo: “es muy grato recibir esta distinción, y la dedico a la Universidad de Piura, a la que estoy vinculado desde que llegué al Perú en 1974. Le debo, sin duda, el haber merecido este reconocimiento”. Agregó: “el premio me estimula a afrontar, con espíritu de servicio y amor al Perú, los retos que nos depara el presente y el futuro de nuestro país”.

Agradeció al IPC por este premio y valoró la cooperación canadiense, gracias a la cual la Universidad de Piura realizó importantes proyectos en las décadas de los años 80 y 90. También agradeció a la doctora Liliana Mayo, directora ejecutiva y fundadora del Centro Ann Sullivan del Perú, quien lo propuso para recibir este reconocimiento.

Al respecto, la doctora Mayo señaló que su propuesta se vio alentada por “la dedicación y esfuerzo que el doctor Mabres pone para la investigación y que tanto se requiere en nuestro país”.

Asimismo, señaló que el reconocimiento del IPC busca personas que puedan establecer puentes de intercambio cultural, científico, humanitario entre el Perú y Canadá, “creo que el doctor Mabres es un excelente ejemplo de un profesional que pone pasión en su trabajo. Por eso, me sentí muy feliz cuando aprobaron la nominación, porque es un justo reconocimiento a su persona, que siempre se concentra en buscar soluciones a los retos que se le presentan y en trabajar en equipo por un Perú mejor”, acotó.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255