Martín Belaúnde ratifica que es inocente y devela presuntos actos de corrupción de gobierno de Ollanta Humala

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Martin Belaunde desde BoliviaERP. El prófugo Martín Belaúnde Lossio, quien se encuentra en Bolivia y se reclama inocente de los cargos que se le imputan en Perú, arremetió contra Ollanta Humala Tasso y Nadine Heredia, a quienes calificó como no leales. En una amplia entrevista concedida en su zona de refugio, el ex amigo de la pareja presidencial señaló las posibles "comisiones" que se pedían en el Ministerio de Vivienda para otorgar obras de saneamiento a municipios. 

Martín Belaúnde Lossio insistió en que “jamás” hizo un lobby, durante el Gobierno de Ollanta Humala, con quien trabajó en la primera campaña del ahora jefe de Estado. “Yo no hice ningún lobby. Yo apoyaba con ingenieros y maquinarias a Antalsis, y si ellos ganaban me daban la subcontrata de la obra, eso lo he dicho. Hice una sola subcontrata por un millón de soles”, dijo el ex asesor de Humala Tasso.

Belaúnde Lossio asimismo se preguntó por qué la Justicia no pide prisión preventiva, para algunos políticos que fueron denunciados por el presunto delito de lavado de activos.

"Si a mí me denuncian por lavado de activos y piden prisión preventiva, ¿por qué no hacen lo mismo con la señora (Nadine) Heredia, por qué no hacen lo mismo con el señor [Alejandro] Toledo? ¿Por qué no hacen lo mismo con la señora Keiko (Fujimori)?", se preguntó Martín Belaunde Lossio.

Además se consideró que es un “chivo expiatorio” en la gestión de Humala Tasso y que su presencia será perjudicial para el nacionalismo en las elecciones del 2016.

“Por supuesto, soy el chivo expiatorio de este gobierno. Además, yo no soy conveniente en el 2016, porque en mi trajinar de campañas hice muy buenos contactos en todas las regiones. Yo soy un estorbo político para hacer un frente de izquierda; me queda claro por qué he sido perseguido por la DINI desde el principio”, dijo.

Finalmente afirmó que “la línea 2 de Metro de Lima será motivo de una gran megacomisión en el siguiente Gobierno. Las cifras son de locos, están equivocadas; el proceso se hizo con un solo postor, ese proyecto no va a costar menos de ocho mil millones de dólares y empezó en cinco mil”.

Respecto a las denuncias sobre posibles negociados desde el Ministerio de Vivienda, la situación no es nueva, pero todo el sistema de control no mira y no investiga estos casos, y al contrario se han  empecinado en regiones y municipios; sin embargo, no ahondan donde realmente la corrupción es amplia. Una investigación real en todas las municipalidades que recibieron ingentes montos sería suficiente para develar la corrupción que compromete a este gobierno y al precedente. 

Pristina 255