19
Vie, Abr

Médicos de EsSalud salvan pierna de niño piurano atropellado por un tráiler

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Aarón es un pequeño pastor de ovejas que, con solo 9 años, no se rindió ante la tragedia de ser atropellado por un tráiler y sufrir la amputación de una pierna. Desde Piura fue trasladado al hospital Edgardo Rebagliati en Lima, donde los médicos de EsSalud le practicaron múltiples cirugías hasta reconstruir su extremidad izquierda y devolverle la sonrisa.

En febrero, el pequeño fue embestido por un tráiler en Sullana. Las pesadas llantas pasaron sobre sus miembros inferiores, perdió la pierna derecha y dejó la otra gravemente herida. Sufrió politraumatismos y lesiones severas, corría riesgo de una segunda amputación.

Sin embargo, el exitoso tratamiento quirúrgico del equipo de cirujanos plásticos y traumatólogos pediatras del Hospital Edgardo Rebagliati Martins logró salvar su extremidad y luego de 6 meses, el menor puede retornar a su hogar con la esperanza de recuperar las actividades propias de su edad.

El Dr. Rubén Ormeño Aquino, jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora, informó que “el niño fue sometido a múltiples procedimientos de cirugía reconstructiva con colgajos microquirúrgicos, trasplante de tejidos y técnicas de cirugía regenerativa de última generación, a fin de cubrir las lesiones que quedaron en la pierna izquierda a causa del accidente, evitando así la pérdida de este miembro inferior”.

Indicó que la satisfactoria recuperación del menor, permitió que se le retiren los clavos y sea dado de alta, en medio de los aplausos y vivas de los médicos tratantes y del personal asistencial. “Es cuestión de tiempo que el niño camine y retome sus actividades cotidianas con fisioterapias. Él quiere ser médico, esperamos gustosos que lo logre”, resaltó el especialista.

Segundo Viera, padre de Aaroncito, agradeció la labor que realizaron los médicos de la institución para recuperar la salud de su hijo, que estuvo internado durante más de seis meses recibiendo atención especializada debido a la gravedad de sus lesiones. “Estoy muy agradecido con los médicos del hospital Rebagliati, mi hijo se está recuperando y eso me hace muy feliz. Me encomendé a Dios y los doctores estuvieron siempre a nuestro lado,” dijo.

El día del accidente en el centro poblado San Vicente de Sullana, el pequeño se alistaba a pastar las ovejas que sus padres venderían para comprar sus útiles escolares. Ahora sueña con volver al colegio y con terapia, lo logrará.

El hospital Rebagliati está a la vanguardia en cirugías de mediana y alta complejidad, con técnicas quirúrgicas de alta especialización y personal experimentado en este tipo de procedimientos, que permiten solucionar con éxito los problemas de salud de la población pediátrica del país.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1