22
Jue, Feb

Dos veces Presidente Constitucional del Perú: José Pardo y Barreda

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. A veces era un golpe de suerte, o porque la legislación lo permitía, y quienes gobernaban una vez, podían ser reelegidos de inmediato, situación que no es dable en la actualidad, desde los albores de la República e incluso en el presente siglo, existen casos que han permitido repetir el acceso al máximo cargo de la Nación.

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda
Director del Museo Electoral y de la Democracia del Jurado Nacional de Elecciones

Es del caso de varios gobernantes durante los siglos XIX y XX, como don José Pardo y Barreda, quien fue dos veces Presidente del Perú, como Ramón Castilla, Augusto B. Leguía, Manuel Prado Ugarteche, Fernando Belaunde Terry, y Alan García Pérez, que hizo su segundo mandato en el siglo XXI. Al parecer hay personas predestinadas para el universo de la política, por vocación innata, o porque el entorno familiar así los condicionó; don José Pardo y Barreda, había nacido un 24 de febrero de 1864.

Fue el tercero de los diez hijos de una de las familias vinculadas a la política peruana en el siglo XIX, propietaria de la hacienda Tumán, y perteneciente al estamento aristocrático peruano. Su padre, Manuel Pardo y Lavalle, fue el fundador del Partido Civil y Presidente del Perú, que murió tempranamente asesinado; y su abuelo, el poeta y escritor Felipe Pardo y Aliaga, se desempeñó como Ministro de Relaciones Exteriores. Su madre fue María Ignacia Josefa Barreda y Osma.

Jose Pardo y Barreda 02

Pardo y Barreda estudió en el Instituto de Lima bajo la dirección de profesores alemanes, posteriormente, en 1881 ingresó en la Facultad de Letras de la Universidad Nacional de San Marcos, en años de la guerra con Chile; obtuvo los grados de bachiller en 1882, y licenciado en Letras al año siguiente; luego los de bachiller (1884), licenciado (1885) y doctor en Ciencias Políticas y Administrativas con la tesis sobre los «Principios que el Derecho Internacional Privado establece para resolver los conflictos de Leyes en materia de matrimonio» (1885).

Asimismo se graduó de bachiller en Jurisprudencia en 1885, y se tituló de abogado en 1886, incorporándose al Partido Civil fundado por su difunto padre, agrupación que en sus orígenes expresa una llamada de atención a los militares, que se habían apoderado del gobierno, excluyendo a los civiles de ejercer democráticamente la primera magistratura.

Después de la muerte del presidente Manuel Candamo, el segundo vicepresidente Serapio Calderón convocó a elecciones presidenciales, y los ciudadanos tuvieron que elegir entre dos opciones, una representada por José Pardo y Barreda en el Partido Civil, y la del Partido Demócrata que llevó como candidato a Nicolás de Piérola, ganado el primero de manera abrumadora en 1904, y tras asumir el cargo, como no lo había hecho otro presidente, comenzó a recorrer el país, visitando hasta donde se conoce, localidades como Sullana y Querecotillo.

Terminado su primer mandato, estuvo fuera del país por 6 años, y de regreso a su patria, en 1914 fue elegido rector de la Universidad de San Marcos que asumió el 30 de noviembre de 1914, ejerciendo el cargo hasta el año siguiente, al ser designado candidato a la Presidencia de la República, por la Convención de los partidos civilista, liberal y constitucional.

Ese año aparece enfrentando en la contienda electoral, a Carlos de Piérola, asumiendo por segunda vez la Presidencia de la República, el 18 de agosto de 1915. No pudo concluir su segundo gobierno, por la inconformidad de los resultados electorales, cuando se eligió por segunda vez al presidente Leguía, quien temió que lo dejaran fuera de la órbita del triunfo. A Pardo se le apartó del poder, un poco antes de concluir su mandato.

En esa visita que lo llevó a Piura, las autoridades locales, en la capital departamental, le obsequiaron la bandera con la que se proclamó la independencia el 4 de enero de 1821, y la Cruz de la Conquista que vino con las huestes pizarristas en 1532. Ambos bienes culturales se encuentran actualmente en el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia de Pueblo Libre, en la Capital Peruana.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1