fbpx
25
Sáb, Jun

"Es un tema interesante; ¡publiquémoslo!"

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. Durante estos días, hemos estado produciendo un material que ha implicado investigar en un caserío de la sierra piurana, que es famoso por ser la tierra del grupo musical más controvertidamente mediático del momento.

(Ya sabes cuál es.)

Mientras todo el mundo busca a un fugitivo y disfraza su morbo de aparente interés por el combate a la violencia intrafamiliar, cientos de adolescentes son víctimas de la irresponsabilidad romántica e ignorante que un modelo educativo mal planteado promueve.

En consecuencia, su salud está en riesgo, y su futuro es una constante en hipoteca innecesaria.

Probablemente se suponga esto, pero ¿a qué dimensión? Solo la curiosidad científica de un profesional joven nos trajo la respuesta.

Así, sin que nadie se lo pida y tomando datos reales, el obstetra Marco Paulini nos da datos que generan preocupación. ¿Cómo se llama eso?

Sí, OK, se llama noticia. Pero esa noticia tiene una base llamada ciencia.

Ergo, la ciencia nace de la curiosidad, pero una curiosidad bien orientada; curiosidad, no chismorreo pueril.

La ciencia permite ampliar o mejorar el conocimiento, y cuando esto sucede, se toman mejores decisiones que impactan nuestras vidas y la vida del resto.

Ésa es la finalidad de todos los centros de educación, desde el nivel más básico hasta los de altos estudios: hacer ciencia para que vivamos mejor.

Ahora bien, estamos en el periodo en que muchas universidades –para comenzar-, convocan a exámenes de admisión. ¿Cuántas sugieren esa suerte de eslogan que me salió en el párrafo anterior?

Hasta las que he escuchado o leído, el objetivo fundamental es darte una carrera que te permita ganar más dinero o te dé más rango social.

Mientras en la perspectiva que inferí, la proyección es de ti hacia el mundo, en la perspectiva marketera de las universidades (¡todas!) la cosa es al revés.

¿Será esa diferencia de perspectiva, el 'leit motiv' de la crisis de la educación de estos centros? ¿Será por eso que miles no consiguen el sueño de llenar la billetera con un título conseguido acelerando un proceso que demanda un periodo adecuado de incubación? ¿Será por eso que tenemos miles de jóvenes que no tienen las capacidades que pregonan sus syllabus, porque su instrucción ha sido endeble?

¿O será que no es la universidad quien hace al universitario o la universitaria, sino todo lo opuesto?

Yo pienso que la persona hace a la institución...

Y si la persona tiene iniciativa, pasión bien enfocada y criterio metodológico, puede identificar las necesidades reales de la comunidad y tratar de entenderlas para plantear soluciones.

Ésa es la gran diferencia entre quienes ven chibolos en la tierra de una banda musical famosa y quienes vemos victimarios de sí mismos y mismas.

Gracias a Marco, el valiente joven sullanero que me confió su curiosidad y se dejó animar por aquel mensaje: "Es un tema interesante; ¡publiquémoslo!". Y ¡mira lo que conseguimos!: más que números, un gran problema a resolver.

Y todo gracias a la curiosidad que se transforma en ciencia.

Si tienes una actitud como la de Marco, no te arroches. Quizás ese dato que cualquiera despreciaría o archivaría, puede ser el punto de partida de un cambio en la Historia. ¿Quieres tomar el riesgo?

(Sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255