fbpx
06
Mar, Dic

Edita Guerrero no descansa en paz, y presunta violencia familiar la revive

Otras provincias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

paul-olorteguiERP. Edita Guerrero, la cantante del grupo Corazòn Serrano, aún no tiene el descanso esperado, el ventilarse presuntos casos de violencia que podrìa llevar a realizar una exhumaciòn para conocer si fue golpeada o no. La empleada de Edita señaló que ella tenía pruebas para comprobar las infidelidades de su esposo.

La cantante Edita Guerrero le contó, días antes de morir, a su enfermera y amiga Olinda Montero que su esposo Paul Olórtiga la maltrataba constantemente.

Montero señaló a Reporte Semanal que la popular intérprete de Corazón Serrano tenía varios moretones en el rostro, piernas y brazos. Edita en una de las últimas discusiones, había caído por las escaleras.

"Yo le pregunté si (Paul Olórtiga ) le había pegado. Me dijo que sí. Le pregunté por los moretones y me dijo que ellos habían peleado porque ella quería salir y él no la dejó. Dijo que hubo una discusión y que la golpeó. Luego ella trató de escapar y cayó por las escaleras, pero que ya no recordaba nada más", declaró la enfermera.

Actualmente Olórtiga está bajo investigación por la policía como sospechosos de la muerte de la cantante. Este viernes 13 de junio, se exhumará el cuerpo de la fallecida cantante.

Además del testimonio de Montero, el reportaje recoge los de la diseñadora de sus vestidos y su trabajadora doméstica, quienes aseveraron que Olórtiga la maltrata mucho.

"Me daba pena que no la valorara como una verdadera esposa", dijo Mery García. "Siempre discutían. Le decía que se separe de él pero ella decía que estaba enamorada", añadió.

La empleada de Edita, Rosa Cuescas, dijo que la cantante no era feliz. "Ella esperaba que su esposo cambien, pero él era muy violento con ella. La maltrataba psicológicamente también. Decía que ella y su familia eran unos apestosos", dijo.

Pristina 255