Acuerdos entre Perú y Bolivia no agrada a Chile

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

michelle bacheletPresidenta Bachelet suspende reunión con Ollanta Humala

ERP. La firma de compromisos entre Bolivia y Perú, en reciente reunión entre Ollanta Humala y Evo Morales, disgustaron a las autoridades chilenas, sobre todo a su presidenta, quien decidió suspender la reunión bilateral que tenía programada para la próxima semana con el presidente Ollanta Humala.

Esta decisión fue adoptada luego de conocerse la declaración conjunta de Perú y Bolivia, en la que Lima expresa "su solidaridad y comprensión" con la demanda marítima iniciada por el país altiplánico contra el país vecino del sur.

Así lo reveló el diario chileno El Mercurio citando fuentes de la Cancillería de ese país. El informe precisa que el Gobierno de Bachelet considera que no existen condiciones para sostener ese encuentro que se iba a llevar a cabo en Paracas (Ica-Perú) el 1 de julio, un día antes del inicio de la cumbre de la Alianza del Pacífico programada para el 2 y 3 de julio.

El matutino informó que según Relaciones Exteriores la declaración peruana " va más allá de todo" lo aceptable en términos diplomáticos y que por esa razón se evalúa enviar una nota de protesta al Perú, acto que podría concretarse este jueves.

Como se ha informado, en la víspera, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, pidió a Perú y Bolivia que clarifiquen la declaración conjunta emitida el martes por los presidentes Ollanta Humala y Evo Morales en la que el primero apoya la demanda de La Paz de contar con una salida soberana al mar.

"No nos queda clara la redacción, porque hay una mención, una referencia en el uso de la fuerza que no atinamos a entender. Luego, sin embargo, hay que valorar que se subraye el significado y la importancia del derecho internacional", había dicho el jefe de la diplomacia chilena.

Luego agregó que "Siempre sería útil en una declaración de esta naturaleza (...) el que sea muy clara, para no llamar a malos entendidos".

Pristina 255