Gabinete de Ana Jara es rechazado por Congreso

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ana-jara-congresoNo logró voto de confianza

ERP. El Congreso de la República, no dio voto de confianza al gabinete presidido por Ana Jara y lo dejó en una situación difícil, considerando que en estas circunstancias deben renunciar y el presidente Ollanta Humala presentar una nueva propuesta. De acuerdo a los especialistas no cabe reconsideración a la votación; sin embargo, se estaría votando para superar este impasse que deja técnicamente sin gabinete al gobierno. 

Según el resultado, 63 congresistas se abstuvieron de votar, en tanto que solamente 50 dieron el voto de confianza a favor de Ana Jara y 1 votó en contra. La votación poco favorable para el gabinete de Ana Jara, se dio después de acusaciones de lobbies, cuestionamientos a la huelga médica, cuestionamientos al manejo económico e incluso acusaciones de corrupción. 

Ana Jara, en todo momento trató de convencer y casi rogar a los miembros del Congreso para que el voto de confianza sea favorable. En la parte final y con gran desesperación la cuestionada Primera Ministra asegura que "Las puertas de este Gobierno siempre estarán abiertas para recibir a todas las fuerzas", en clara antelación al resultado que estaría por venir. 

Aún cuando se expresa que el caso "ha quedado sin resolver", para los especialistas no se puede hacer. Para ir a negociaciones posteriores, la sesión del Congreso simplemente ha sido suspendida y se espera que políticamente se determine una nueva votación. De no lograr la votación que le de la confianza, Ana Jara y todo su gabinete debe renunciar. Incluso se dice, que por el momento el gobierno de Ollanta Humala no tiene gabinete. 

Ana Jara, es una congresista que fue elegida Primera Ministra debido a su cercanía y amistad con Nadine Heredia, esposa del presidente Ollanta Humala. Tras su designación en reemplazo de René Cornejo, procedió a dialogar con las diversas fuerzas políticas, pero su periplo no permitió convencer a los parlamentarios. 

Pristina 255