fbpx

Fallece en Lima el escritor piurano Miguel Francisco Gutiérrez Correa

Cultura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Víctima de un infarto y antes de cumplir los 76 años de edad, falleció el escritor piurano Miguel Gutiérrez Correa, autor de clásicos de la literatura y sobre todo de Piura, entre ellos “La violencia del tiempo” donde se hace una recreación de la Piura de arenales y de influencias hispanas que supo caracterizar en un gran volumen prologado por Manuel Dammert Ego Aguirre.

La editorial Penguin Random House, sello en el que publicaba, informó a la agencia de noticias Andina que su velatorio se realizará el jueves y viernes en la Casona de San Marcos, donde cursó estudios nutriéndose de las influencias que lo marcaron en su vocación de escritor.

Nació en Piura (27 de julio de 1940), estudió en el Colegio Salesiano en Piura y empezó sus estudios superiores en la Universidad Católica en 1957 pero hizo un cambio y estudió Literatura (Facultad de Letras) en la Universidad Mayor de San Marcos graduándose en 1967 con la tesis “Estructura e ideología en Todas las Sangres”.

Miguel Gutierrez

En Piura, Miguel Gutierrez Correa (Derecha); Julio Tocto (Centro) y Houdini Guerrero Torres

Formó parte del grupo literario Narración (1966-1980), que editó una revista de cuatro números con gran influencia en el medio universitario. Hizo gran amistad con Antonio Gálvez Ronceros y Oswaldo Reynoso, quienes formaron parte del grupo Narración.

Es autor de “La violencia del tiempo”, extensa novela de tintes épicos considerada entre las más importantes de las letras peruanas de la década de 1990. Otras obras suyas son las novelas El viejo saurio se retira, La destrucción del reino y Confesiones de Tamara Fiol, y los ensayos La generación del 50: un mundo dividido y La invención novelesca.

Estuvo presente en la Feria del Libro de Piura, que se realizó en el 2015, donde tuvo la oportunidad de dialogar con los participantes en ella. Su piuranidad estuvo siempre presente y recordaba con mucha nostalgia en sus diálogos con sus coterráneos.

Pristina 255