fbpx

Nuevo Premier Pedro Cateriano Bellido y el proceso de transición hacia nuevas autoridades

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Pedro Cateriano Bellido, regresa como presidente del Consejo de Ministros, un cargo que ya conoce considerando que lo presidió en la parte final del gobierno de Ollanta Humala. El cambio de ministros y del mismo Premier era necesario por el desgaste mismo ocasionado por la pandemia que obligó al Perú a declarar el aislamiento social y por ende afectando todas las actividades humanas.

Muchos han opinado sobre esta designación; negándole las capacidades políticas y profesionales de Cateriano y consideran que podría responder a un ánimo de antelarse a un potencial conflicto con parte de los partidos políticos del Congreso de la República, en realidad, la situación no tendría nada que ver con esas apreciaciones, sino al contrario, la búsqueda de un liderazgo más presente en la conducción del gabinete y de las políticas públicas.

Cateriano, tiene muchos más méritos que deméritos. Quizá lo más oscuro esté referido al diálogo telefónico con la ex primera dama Nadine Heredia Alarcón, pidiéndole “Luz verde” para una operación ministerial. Por lo demás, se le conoce como un personaje con buenas credenciales democrática, firme pero dialogante y con sapiencia suficiente para superar las crispaciones políticas.

Tiene dos partidos marcadamente antagónicos con sus creencias, uno Fuerza Popular o grupo de los fujimoristas y dos los apristas. Sus investigaciones para develar las acciones cuestionables de Alan García y que se encuentran reflejadas en un libro de su autoría, le permitió crear corriente de opinión para evitar la segunda fuga del exmandatario. Firme y decidido en este caso, no se amedrentó para exponer.

Pedro Cateriano Juramentando2Pedro Cateriano Juramentando2

Incluso, en el momento más crítico de la crisis que encumbró a Vizcarra Cornejo, fue uno de los personajes que mantuvo beligerancia de parte, para evitar que fujimoristas y apristas, protejan a personajes marcadamente vinculados con la corrupción y que buscaban con todas las formas de evitar su procesamiento. En todos los foros donde fue invitado sustentó la pertinencia de una lucha más frontal contra la corrupción.

Las elecciones generales serán el próximo año, el cual igualmente marcará la finalización del gobierno de Martín Vizcarra Cornejo, un presidente que no fue elegido, pero que tuvo que asumir por mandato de la Constitución Política del Perú, la continuidad del lustro que debería haber ejercido el expresidente Pedro Pablo Kuczynski.

En este contexto, aparece Cateriano Bellido, quien tendrá la misión de acompañar al presidente de la República hacia una transición normal. Evidentemente, será un año convulso y requiere buena gestión política, para bajar las tensiones propias de un año totalmente electoral. Además, se encuentran algunas responsabilidades inmediatas y vinculadas a la lucha frontal contra el coronavirus y sobre todo la reactivación de la economía.

En resumen, Cateriano Bellido le otorga más liderazgo en el gabinete y garantiza una mayor capacidad ejecutiva para evitar que la crisis peruana se profundice. El Perú requiere tener reglas claras para reactivar la economía y saber dialogar con el Congreso de la República para que haya normas que no desestabilicen el país.

Respecto al gabinete que culmina existirán voces a favor o en contra, lo cierto que enfrentaron una crisis impensada y cuyas consecuencias se viven hasta ahora y se extenderán mucho más allá de este año. Se irán igualmente, con la constatación real, que hicieron lo que pudieron en un país desarticulado y deficitario y que quedará como tareas pendientes para el actual, que debe recoger todo ese cúmulo de experiencias.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255