fbpx
08
Mié, Dic

La plaza Simón Morales de Bellavista y la memoria de un gran luchador

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Levantar bustos, monumentos, arcos, y otros emblemas materiales que perennicen la memoria de los hombres y mujeres más distinguidos de una colectividad, no es una realidad nueva. El mundo ha sido testigo de estas construcciones, desde la más remota antigüedad, ya que no solo los griegos, egipcios, asirios y romanos lo hicieron.

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda
Presidente Honorario de la Asociación Cultural Tallán

Hoy vemos que las calles, avenidas y plazas, tanto como las plazuelas, e instituciones de toda nombradía, se nominan como los personajes, a quienes se les honra, proyectando sobre los demás, la memoria de los que apostaron por el porvenir de la tierra que los vio nacer.

La creación de la provincia de Sullana, en 1911, convoca a los sullaneros cada 4 de noviembre, al recordarse la Ley 1441, promulgada por el presidente Augusto B. Leguía, y es bueno recordar, que detrás de todo esto, está el empeño de un conjunto de sullaneros y sullaneristas, que trabajaron, para que esa noble aspiración llegara a un buen final. Aquí es necesario decir a la colectividad, quien fue Simón Morales, cuyo nombre lleva una plaza, y que como tal debe perdurar a través del tiempo.

Plaza de Armas del distrito de Bellavista en SullanaPlaza de Armas del distrito de Bellavista en Sullana

Simón Morales nació en Piura, y se afincó en Sullana, tras su matrimonio con la hija de Concepción Nole, una descendiente directa de las capullanas, propietaria de tierras en Sullana, que además se dedicaba a tareas de tipo comercial, como una mujer de empuje y carácter, que pronto tuvo en su yerno, el apoyo que requería.

Sin embargo, afincado en Sullana, el piurano Simón Morales, hizo suyo el clamor sullanero y querecotillano, de creación de la provincia de Sullana, que luego canalizaría en el Congreso de la República, otro piurano, el coronel Maximiliano Frías García, al presentar el proyecto de autonomía de varios distritos, que por entonces se comprendían dentro de la provincia de Paita: Sullana, Querecotillo, y La Huaca.

El proyecto presentado tropezó con la recesión en la que entró la Sociedad geográfica de Lima, cuya opinión era necesaria para continuar con los trámites en el Congreso.

Paralelamente, es Sullana funcionaba el Comité Pro Provincia de Sullana, integrado entre otros, por Simón Morales, quien lo presidió en todo tiempo, acompañado de Isaías Garrido Ugarte, Buenaventura Cruz, Pedro Merino Vinces, y otros entusiastas, que no dejaron nunca de remar hacia el futuro de la localidad, y del entorno geográfico de la futura provincia. Recordemos que don Isaías Garrido Ugarte, puso a su centro comercial, Botica del Canal, por el entusiasmo generado alrededor de la reapertura del Canal de los Incas, hoy conocido como Canal Checa.

El Comité presidido por Simón Morales, trabajó sin descanso, y estuvo en contacto permanente con quienes representaban a Piura, Huancabamba, Ayabaca y Paita, en el Congreso de la República, en Sullana había una meta por alcanzar, y en esto se nota el trabajo de Simón Morales, a quien se le menciona mucho en la localidad, al señalar a la plaza, pero no se indica el porqué de la nombradía.

Tras la creación de la provincia de Sullana, y pasado el contentamiento de la población en general, pronto se instaló el nuevo concejo provincial, se iniciaba así, una nueva etapa en la historia de Sullana y Querecotillo, asociada a las nuevas creaciones distritales que se vieron en el siglo XX, como lo recordaba el doctor Simón Carrasco Morales, nieto de don Simón Morales.

En 1936, al cumplirse las bodas de plata provinciales, el Concejo de Sullana aprobó la construcción del Parque Benjamín Huamán de los Heros, en memoria del congresista que en 1911 continuó con el proyecto de Maximiliano Frías, y logró la creación de la provincia de Sullana. También en 1936 se aprobó la construcción de la Plazuela Checa, y al mismo tiempo la construcción de una plaza en el entonces barrio de “Huangalá Chiquita”, la que se llama desde entonces Simón Morales, y es la plaza principal del nuevo distrito que surgió a fines de la década del 50 del siglo pasado, con el nombre de Bellavista.

La plaza Simón Morales, se llama así desde 1936, una grata manera de honrar la memoria de quien lideró en su momento, al comité local, que nunca se desanimó por la continuación de un proyecto que fue el reflejo de la población unida frente a un objetivo, por eso, la plaza Simón Morales, debe ser considerada como un atractivo turístico provincial, y tomado en cuenta por los alumnos de la Universidad Nacional de Frontera.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255