fbpx

Bicentenario de creación de la bandera peruana- 21 octubre 1820 - 2020

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Con toda seguridad, casi todos los niños del Perú han leído, o escuchado la mención al sueño del general San Martín, con respecto al origen de la bandera peruana, y los educadores muchas veces lo repiten, como si esto fuese un hecho histórico, por no conocer, que esta página, es una creación literaria de Abraham Valdelomar, y no el registro de un hecho histórico, como lo explicó con abundancia de detalles, la historiadora Carlota Casalino, ahora que frente a la proximidad del bicentenario de la independencia nacional, hay esfuerzos desde todos los rincones del Perú, para rememorar estos sucesos, como lo remarcó el general Francisco Antonio Vargas Vaca.

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda

Director del Museo del JNE

Lo cierto es, que el 21 de octubre de 1820, el Libertador del Perú, don José de San Martín, a pocos días de su desembarco en Paracas, dio el decreto de creación de la Bandera Peruana, símbolo nacional que nos une, recordando los vínculos de nuestra nacionalidad, donde quiera que nos encontremos.

La Bandera Nacional flamea fulgurante, no solo en cada edificio público, o cuartel donde se le ubique, tanto como flamea en nuestros domicilios, flamea en cada corazón peruano, que ha hecho suyo todo lo que ella representa, puesto que desde que se enarboló y flameo en suelo patrio no ha dejado de asociarse a cada peruano, donde sea que haya nacido, y se asocia al corazón de todos los que han adoptado a esta tierra como la suya.

Con esa Bandera, creada por el general San Martín, en Pisco en 1820, se proclamó la independencia en todos los pueblos, villas y ciudades del Perú, que se decidieron por la independencia, antes del 28 de julio de 1821, y también en los que lo hicieron después de esa fecha, tanto en Lambayeque, primera ciudad de la intendencia de Trujillo, que lo hizo patrióticamente, como se haría después en las ciudades de Trujillo, Chiclayo, Piura, Sechura, Tumbes, Cajamarca, Celendín, Hualgayoc, Querecotillo, y en toda la jurisdicción de la intendencia de Trujillo.

La bandera creada por el general San Martín, se hizo conocer a todo el Perú, empezó a flamear, reemplazando a la bandera de los realistas, que por casi 300 años había flameado en el reino del Perú, que era parte de los dominios hispanos; que sentimientos habrá despertado entre los peruanos de 1820 y 1821, el ver surgir un símbolo asociado a sus sentimientos libertarios, que flameaba por el territorio libre, y que seguro llegaba de manera camuflada, a todos los lugares donde la presencia realista impedía que el ondear de la Bandera Nacional se consolide en un acto público.

Los colores blanco y rojo de este símbolo nacional, fueron inspiración del general San Martín, quien consideró la necesidad de dar un símbolo de esa naturaleza a los peruanos, es el único creador de la Bandera, que ha tenido solamente modificaciones en su trazo, sin variar el color que asociaron los peruanos, desde que hicieron suyo este símbolo nacional.

Los colores de la Bandera son sagrados para todos los peruanos, pese a las diferentes interpretaciones que se tomen sobre el porqué el Padre de la Patria los eligió, a veces leemos versiones antojadizas, que no tienen ningún sustento histórico, y que se repiten, dejando atrás, que es un signo nacional, un símbolo que merece todo el respeto que le tributa la mayoría de los peruanos y de las peruanas, como nos lo recordó el general Francisco Antonio Vargas Vaca.

La Bandera creada por el general San Martín, el 21 de octubre de 1820, tiene el cruce de dos líneas diagonales, que la dividían en cuatro campos, siendo blancos los espacios superior e inferior, y los extremos de color rojo, mientras que al centro figuraba una corona ovalada de laurel y dentro de ella un sol surgiendo por detrás de elevadas montañas sobre un mar tranquilo, como lo observamos en la réplica que se expone en el Centro de Estudios Histórico Militares del Perú.

En marzo de 1822, la primera bandera nacional, fue modificada por decreto de Bernardo de Tagle, Marqués de Torre Tagle y Supremo Delegado de la República, quien se encontraba reemplazando interinamente al general San Martín, por ese viaje que hizo, para una entrevista con Simón Bolívar, sin llegar hasta Guayaquil, al enterarse que el Libertador del norte no estaba en el espacio donde iban a encontrarse.

Se decretó provisionalmente, un nuevo diseño, estableciendo una composición con una franja blanca transversal encarnada entre dos de color rojo, con el mismo ancho para las tres, con un sol en el centro. Se consideró para este diseño el inconveniente que generaba la costura y bordado de la bandera. Posteriormente, en el mismo año 1822, Torre Tagle decretó otro diseño, para evitar confusiones con la bandera española, tendría, tres franjas verticales, rojo a los extremos, y blanco al centro, con un sol encarnado en el centro.

En 1825, por Ley establecida por el Libertador Simón Bolívar y el Congreso, se decretó provisionalmente, cambios al trazo de la bandera, incluyéndose el Escudo de Armas. En 1950 se determinó que la Bandera Nacional, la enseña bicolor, que lucía en el centro un escudo, tenga una nueva estructura, estableciéndose en forma rectangular, con los colores nacionales, sin escudo en el centro.

Los colores patrios están presentes en la Bandera de Guerra, en el Pabellón Nacional, en el Estandarte Nacional, en la escarapela que lucimos asociada a nuestra independencia, y en cada corazón que vibra cargado de peruanidad.

En Lima se encuentra una gran Plaza a la Bandera, donde permanentemente flamea nuestro Símbolo Nacional, ello se debe en gran parte, al trabajo tesonero de una gran mujer, Catalina Ciccia de Chávez, dama cuyos sentimientos patrióticos, hicieron posible que se construya esta plaza, donde se rinde homenaje a nuestra bandera, y se recuerda a su creador, el general José de San Martín.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255