fbpx

Matrices, manifestaciones y fricciones de la COP20

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. Tal parece que la parte protocolar de la 20ª Conferencia de las Partes (COP20) del Protocolo de Kyoto dejó su lado protocolar (y almidonado).

Cual matrimonio que se unió por una simple sonrisa, ahora que ya sabemos cómo ronca nuestro compañero de cama, comenzamos con el hastío y las primeras declaraciones de emancipación.

De hecho, finalizando la semana pasada, ya hubo una que dejó perplejos a los organizadores por lo inesperado y por el espacio donde se dio: el Pentagonito, el lugar donde las dudas, las murmuraciones y menos las sublevaciones tienen lugar. ¿Será el fantasma de los sótanos?

Pero si ya las cosas andan tensas al interior de la COP20, afuera se prepara la madre de todas las marchas ambientalistas, por lo menos en la historia del Perú.

Varias organizaciones están convocando a una masiva manifestación que comenzará en el Campo de Marte, mañana miércoles a las 9 de la mañana, con la finalidad de llamar la atención de la opinión pública sobre la urgencia de cambiar nuestra matriz energética.

Te recuerdo que, dicho en sencillo, la matriz energética es la diversidad o uniformidad de fuentes y modos que usamos para abastecernos de electricidad y motorización.

La marcha pedirá que se deje de quemar combustibles fósiles, como el gas o el petróleo (malas noticias para Talara) porque incrementan los deshechos de carbono que están destruyendo la capa de ozono, y que se termine de migrar a energías limpias y renovables (buenas noticias para Talara Alta).

Para quien lo olvidó, la capa de ozono u oxígeno trivalente permite que los rayos ultravioleta tipo B (UVB) no nos achicharren en vida o nos produzcan cáncer de la piel o cataratas.

Los aerosoles y los equipos de refrigeración basados en clorofluorocarbonos (CFC), así como la combustión de derivados de petróleo con añadidos de plomo nos han ido deteriorando la vida durante el último siglo y medio.

Entonces, si la humanidad inició el proceso, la humanidad puede revertirlo. Tan simple de entender como complejo de realizar.

Este año se anunció que hay indicios de que el agujero en la capa de ozono que se extiende por nuestro hemisferio parece estarse cerrando. La comunidad científica que dio la información cree que se debe a que la humanidad dejó de emitir contaminantes... ¿y los gobiernos?

Por eso la marcha de mañana.

No es saludable el tedio en la COP20, como tampoco es saludable el silencio de la ciudadanía, especialmente cuando el tema la afecta sin distinción alguna. Por lo tanto, tenemos que buscar el equilibrio de manera ordenada, igualito como pasa en el medio ambiente... bueno, cuando la mano humana no se interpone tan seguido... digo.

(Opina al autor. Síguelo en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255