fbpx
07
Mar, Dic

Consonantes disonantes

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castillo1ERP/N.Peñaherrera. Tomando una frase antológica del maestro Ricardo Palma: ¿de qué manera puedes "sublevar la bilis" de este columnista?

Bien simple. Escribiendo hasta las patas.

La primera vez que agarré las Tradiciones Peruanas fue en casa de mi tía Lula cuando tenía ocho o nueve años, y fue una cosa que no solté el bendito libro (que era medio gordito encima) por largo tiempo.

Como vivíamos a la vuelta de su casa, siempre que aterrizaba por allí, buscaba la obra y la devoraba, la gozaba, la imaginaba. Y eso pasaba una y otra y otra y otra vez.

Palma es, en gran parte, el mayor referente de mi estilo irónico (ácido, lo califican algunos de ustedes), pero que me parece es la mejor manera de llamar la atención de mi público para poder lanzarle lo que piensa mi cabeza con una planta en los ideales woodstockianos (sin alucinógenos) y la otra en los de la Jonia que los platónicos se esforzaron en sepultar. Aunque en esencia ambas cosas son lo mismo, les diré.

Por eso, cuando alguien que tiene cierto nivel de educación y encima tiene cierto cargo orientado a la promoción comunitaria de ese campo viene y me escribe en una forma ininteligible, simplemente me lleva el diablo.

"Nv l pblcd pr evnt". ¿Alguien entiende que miércoles quiere decir?

Esta semana que anduve coordinando una actividad, la persona de contacto me comenzó a dejar mensajes en Facebook, y uno de ellos fue, más o menos, ése.

No pude con mi genio –y si está leyendo esto, lo siento- y le puse una respuesta que remataba diciendo "No entiendo tu idioma", porque honestamente no entendía lo que me estaba diciendo. O en todo caso, si quería que juguemos al jeroglifo o al acertijo, me lo hubiera advertido con antelación, ¿no?

Eso sin contar con que ambos aún no tenemos confianza, la relación es profesional, y simplemente ese modo de expresarse es una descalificación del tamaño del Mons Olympus si acaso pretende que alguien lo recomiende para otra chamba.

es inadmisible que un o una profesional se comunique en estos términos, o en monosílabos o en pictogramas (o en ideogramas, a menos que sea nativo o nativa del Lejano Oriente), no tanto por un tema de imagen, sino porque se supone que se ha especializado a un grado por encima del promedio, que le permite demostrar un nivel de comunicación mejor logrado, o al menos más pulido, en el buen sentido de la palabra.

O sea, hablar bien le sale tan natural como abrir y cerrar los ojos.

Los casos más graves son quienes no articulan ni pío, y, como siempre digo, no he desarrollado la telepatía con tal de entenderles.

No puede ser que teniendo un idioma tan rico, y pudiendo seducir (en el buen sentido de la palabra, también) a través de las letras, cometamos unos exabruptos que dejan pésimos sabores de boca. Como para que Palma se retuerza en su tumba debido a un cólico gramatical. ¡Malditos!

Por cierto, permítanme un aviso parroquial: a mi amigo con el que estaba jugando a las preguntas capciosas, continúo esperando la revancha. Cambio y fuera.

(Opina al autor. Síguelo en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255