fbpx

¿En qué te ayudamos, Marino?

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castillo1ERP/N.Peñaherrera. Previa a la anunciada llegada de Marino Morikawa, el científico peruano que está descontaminando cuanto cuerpo de agua se proponga descontaminar, hay algunas noticias que han devuelto –literalmente- algo de aire fresco a la comunidad.

Primero, la interconexión de los colectores San Miguel y Félix Jaramillo, tras largos años en que se ejecutaba la obra pero nunca se acababa.

Segundo, la recuperación del Canal Vía, el que (se supone) debe dejar de apestar en cuestión de días o semanas, en el peor de los casos, pues los colectores tienen que trabajar óptimamente.

El problema sigue siendo que todo el desagüe del área metro de Sullana, más la franja bananera, continúa precipitándose al Chira, por lo que las posiciones más conservadoras sostienen que Morikawa la tendrá algo complicada, considerando que la planta de tratamiento de aguas servidas anunciada por la administración municipal aún es un proyecto.

Por supuesto, no hay nada concreto; pero de nada a algo ya es un gran avance. En términos de la administración pública, es algo así como haber inventado la rueda.

Por cierto, lo que sabemos hasta ahora, de boca de los propios funcionarios ediles, es que la planta estará aguas abajo de la ciudad, por la Loma de Teodomiro, lo que es lógico por un criterio de gravedad... de la fuerza de gravedad más que de la gravedad del problema. Sigamos.

De cualquier modo, la presencia del científico ha generado mucho interés en varios sectores de la comunidad, para comenzar en aquéllos que no trabajamos dentro de la gestión municipal pero que nos sentimos parte de esta comunidad, y que también creemos que la cosa no se resolverá chasqueando los dedos sino que tomará tiempo y dependerá de un proceso metódico y paciente.

Como insisto por acá, la ciencia tiene respuestas para todo, pero la ciencia no es magia sino un paso lógico que permite otro paso lógico hasta conseguir nuestro objetivo.

Por lo mismo, por ese sentido de comunidad, creo que es necesario que tengamos las cosas claras para que el aporte de Morikawa se potencie.

Lo básico es reconocer que nuestro primer enemigo es la contaminación que estamos –estamos, no están- aportando al Chira. Lo ideal sería reducir los aportes de descarga para que los niveles que contiene el embalse frente a Sullana-Bellavista no se disparen dramáticamente como hasta ahora. Recordemos que hace rato hemos volado de los 24 mil coliformes termotolerantes.

Lo siguiente es exigir, demandar, obligar a que las dos gestiones municipales metropolitanas se alíen, y junto a ellas toda la comunidad, ya que el agua, como muchos elementos de la Naturaleza, no conoce de límites políticos. Así que Hildebrando y Jorgito, nada de fruncirse la nariz, si no quieren terminar como modelos de comercial antiguo de agua San Luis en pleno río.

Lo mismo con las gestiones distritales de la margen opuesta.

Luego, con este mismo esquema, que todos los candidazos y todas las candidazas se alíen junto a las gestiones y la comunidad, ya que aquí no se trata de quién gane las municipales sino de cómo acabamos con el problema, porque gane quien gane, recibirá la misma papa caliente, mejor dicho el mismo río sucio, y solito o solita no podrá enfrentarlo.

Finalmente, confiar en la ciencia. No me cansaré de decir que la solución que pudiera tener la contaminación del Chira sea de largo aliento; entonces, ojalá que el esfuerzo que se pretende comenzar no muera con el cambio de administración sino que se mantenga. Mejor dicho, Morikawa, hasta donde sabemos, quiere descontaminar porque lo necesitamos, no porque lo necesita Camino (seamos directos); entonces, la idea es ver la manera cómo nos dejamos liderar por él, concertando una estrategia de trabajo donde nos involucremos todos y todas.

Ya lo dije, la enemiga es la contaminación. No hay nada más.

Ahora sí, bienvenido Marino, y estamos listos para meter el hombro. ¿en qué te ayudamos?

(Sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255

Aviso de publicidad