Seis años reservándose el derecho de aplicación

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. Desde el sábado 12 la ordenanza antidiscriminación (OAD) de Piura ya está vigente tras haber sido publicada un día antes.

Tal nuevo hito por la equidad me produce sentimientos encontrados, especialmente un día como hoy.

Por un lado, alegría porque otra localidad en el Perú, y en mi región, se une para decir que nadie puede despreciar a nadie en espacios orientados al público (sean públicos o privados) por ninguna razón.

Por el otro, intranquilidad, porque hoy hace seis años Sullana marcó una gran diferencia al pasar la primera OAD de todo Piura; pero, tras su publicación el 8 de agosto de 2008, el número de aplicaciones y sanciones invocándola ha sido cero.

Sigo sin entender por qué ni Jaime Bardales ni Jorge Camino decidieron usarla a pesar de pruebas regadas por todo sitio.

Por ejemplo, la expresión "se reserva el derecho de admisión": la usan todas las discotecas de la avenida José de Lama entre Santa Teresa y Santa Ana.

Lo incluyen en sus avisos por una radio especializada en destrozar el idioma cada que pueden, y donde hace un par de años incluyeron publicidad lesiva contra personas con habilidades diferentes, y hasta fueron quejadas por "arrochar" a una travesti de Bellavista en plena transmisión al aire. .

Recordemos que la discriminación es un delito penal en el Perú (art. 323 del Código Penal), y cuando se ejecuta no cae solo quien induce sino quien realiza.

Como me lo dijo un abogado con quien estoy trabajando la estrategia de difusión de la de Piura, "eso lo sabe hasta un alumno de primer ciclo de Derecho" (si la universidad es buena, claro está).

Solo en multas, como digo siempre, la Municipalidad de Sullana tendría un ingreso extra.

Por cierto, en el esquema del Derecho Penal, cuando la autoridad se exime, exonera, no quiere castigar un delito, existe la omisión, tan condenable como la ejecución.

El 323 pena con inhabilitación al funcionario público que se involucre en discriminación, sea por acción u omisión.

No es amenaza, pero ya no encuentro otra forma civilizada de hacerle entender a toda la gente que trabaja en y para la comuna que se aplique la 013-2008/MPS.

Todo el tiempo, Sullana se queja de que Piura la "atrasa". Por la experiencia que estoy teniendo, creo que es otra mentira (como la de "somos la ciudad más violenta") para justificar o la incompetencia o la indiferencia.

Piura nos lleva cuerpos de ventaja porque hacen, no espera a que les hagan.

Dudo que hoy el alcalde Camino le dedique un milisegundo a pronunciarse sobre el tema, pero si lo hace, no dudaré en publicarlo. En la muni tienen mis direcciones de redes sociales, de correo electrónico y hasta teléfonos. Avisen, y lo publico. Prometido (ante toda la audiencia de ERP).

Claro que otra historia será cómo lo diga. Si lo hace correctamente, se lo aplaudo; si no, se lo contradigo. Lo cortés no quita lo valiente.

Como dije en un comentario anterior, el problema más que estar a favor o en contra, es no tener una posición. Es peligroso, muy peligroso, porque como diría Milagros Leiva, "si alguien no dice lo que es, alguien dirá lo que no es".

Y posiblemente lo que no-es le haga un gran daño a Sullana, comenzando por su poco explotada imagen en el contexto de la diplomacia pública.

Actúen. Si no saben cómo hacerlo, habemos quienes estamos comprometidos y comprometidas a ayudar. Hagan que el próximo comentario sobre la OAD de Sullana sea uno donde se felicite la ejecución y la posibilidad de ser un ejemplo para el Perú y el mundo.

No se pasen: no es difícil.

(Sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255