¡Voto por ti! (si me das chamba)

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. Existe un grupo de personas que surge cada campaña electoral y que constituyen un serio problema, casi de seguridad nacional: los y las simpatizantes condicionales.

Sí, condicionales. Se trata de aquéllos y aquéllas quienes apoyan tu candidatura a cambio de algo. Casi siempre, por no decir siempre, de un puesto de trabajo.

Son las típicas personas con las que no puedes razonar. Quiero decir, si te atreves a cuestionar un ápice lo que su candidazo o candidaza dice, es casi seguro que te rechazarán de la forma más violenta posible. A golpes, si el caso lo 'amerita'.

Es también la gente que, para desgracia nuestra, si su candidazo o candidaza gana la elección, pasa a ser parte de la hacinada planilla de la administración pública, a través de los regímenes laborales más increíbles que se hayan creado.

Pero allí siguen, constituyendo la primera 'fuerza de choque' a cambio de una 'chamba' sobre la que no tienen ni la más remota calificación, pero a la que necesitan acceder llevando como único mérito, la militancia.

El problema es que esas incorporaciones que se dan al cambio de cada administración son un riesgo para el sector público, porque lo ralentizan, lo hacen menos eficiente, lo convierten en un elefante blanco (con respeto de los elefantes blancos).

Cuando la tendencia gerencial alrededor del mundo es mientras menos gente mejor, y que el resto lo hagan las computadoras, aquí la consigna es mientras más carnetizados mejor aunque no sepan ni por dónde miércoles se enciende la computadora.

Uno de los temores, miedos diría yo, que debemos tener al evaluar por quién votaremos es el riesgo de que se incremente un sector público que no soporta evaluaciones porque no las pasaría, porque no tiene la competencia, pero ahí está comiendo, durmiendo y bebiendo a costa de nuestro dinero, que ya no alcanza para seguirle dando vida.

Así pues, el sector público está burocratizado. ¿Quién lo desburocratizará? El primero que lo desburocratice, buen desburocratizador será.

Aprendamos el trabalenguas todas las mañanas hasta que nos lo aprendamos de memoria. Tenemos tarea para la casa.

(Sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255