fbpx

Nunca te saltes el estudio de mercado

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. La semana pasada produjimos y publicamos un reportaje interesante sobre los emprendimientos start-up en Piura, iniciativas que buscan resolver necesidades mediante sitios web y aplicaciones móviles (apps) muy especializados.

La conclusión de fondo de la investigación es que, si bien tenemos talentos en Informática, el mercado piurano aún está a años-luz de entrar en la ola (a pesar del entusiasmo de sus emprendedores).

Me sonrío al pensar que nuestra sociedad vive y muere por ser parte del primer mundo, pero sigue comportándose con la mentalidad previa al lanzamiento del primer cohete al espacio.

Claro que la dejadez para apreciar y usar herramientas tecnológicas no es, en parte, culpa del público. Hay factores como la calidad educativa, que influyen en tal tipo de comportamiento, y de la que ya he tratado en columnas anteriores, aunque no descarto hacerlo pronto.

Además, un punto que me parece interesante explorar es cuán seguras son estas aps para sus usuarios potenciales, en medio de la inseguridad ciudadana. Y es que el GPS del Smartphone puede ser tu peor enemigo.

Entonces, ¿por qué lanzarías algo que no va a tener mucha respuesta en las personas?

Por lo menos en el testimonio que cubrimos, la razón era ir acostumbrando a la gente a no tenerle miedo a estos programas; sin embargo, la mayor parte de estas iniciativas que tienen buenas intenciones pero bajo impacto se debe a que casi nunca se investiga qué es lo que piensa, quiere y realmente necesita el público.

En otras palabras, se prescinde del estudio de mercado.

Muchos emprendedores se saltan esta fase porque demanda tiempo, y más que eso, demanda dinero. Y muchos simplemente no lo hacen porque no les da la gana.

Obviar el estudio de mercado es como automedicarse: se supone el diagnóstico y no necesariamente el remedio es el correcto para el mal que nos aqueja, así que o postergamos nuestra curación o empeoramos.

También un estudio de mercado mal hecho es como un diagnóstico médico mal hecho: puede matarnos.

Entonces, necesitamos una investigación sólida, consistente, que nos permita saber en qué terreno pisamos, siempre que el terreno se pueda pisar. Digo, si sabemos dónde asentamos el pie, es poco probable que resbalemos.

Así sabremos cómo satisfacer las necesidades reales del público.

Para establecer un paralelo, estos estudios son similares a los diagnósticos que deberían –mejor dicho, debieron- hacer las campañas políticas con tal de no meterle goles al arco iris.

El caso es que 'evitar la fatiga' de investigar no es el único problema de todo tipo de emprendimiento en Piura; nos hacen falta personas que sepan investigar con eficacia y eficiencia, además de honradez.

Todavía recuerdo aquella encuesta que le hicieron a un amigo donde se saltaron varias preguntas clave, lo que la invalidaba. Días después, esa misma encuestadora anunciaba a voz en cuello, sus resultados cual si fueran el non-plus-ultra de la investigación de mercados.

Como siempre digo, en vez de gastar tiempo y dinero en contarnos el final de la historia, deberíamos desarrollar más capacidades en atacar las causas de los problemas. En sencillo, hace falta invertir más en cómo aprender a hacer buenas investigaciones que resulten en diagnósticos y estudios de mercado que den gusto.

Recordemos que la cura de todo mal radica en su causa. Entonces, si para curar el dolor de cabeza, sobamos la uña del meñique de la mano derecha, como que no vamos a lograr mucho. Definitivamente no.

(Sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255

Aviso de publicidad