fbpx

Chapa Tu Cerebro

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/Nelson Peñaherrera Castillo. Quizás opines que el trabajo que los operadores de justicia realizan para prevenir y penalizar el crimen es lento e inefectivo.

Quizás opines que la ciudadanía tiende a ser más eficaz allí donde el aparato estatal falla.

Quizás opines que, como la informalidad campea robusta en el país, será sencillo esconderse en medio de ella.

Quizás opines que tengas la razón, y allí está el problema: dejarse llevar por las opiniones allí donde ya hay razones, hechos y procedimientos.

La campaña Chapa Tu Choro busca que la ciudadanía haga justicia con sus propias manos castigando a quien sea acusado como ladrón, y de esta manera aportando a preservar la seguridad ciudadana.

Lo que nadie te contó es la otra parte de la historia. En realidad, le das herramientas a los secuaces del choro para que vulneres tu seguridad y la de tu familia, y debilitas tu condición legal.

Circulan fotos en las redes sociales y hay reportes de prensa informando sobre algunos linchamientos. Lo que nadie nos ha permitido saber es si esas fotos en redes son auténticas, y si los ajusticiamientos poseen una fundamentación irrefutable.

Lo que sí podría pasar es que esas publicaciones le den insumos suficientes a los secuaces del choro (bien raro el choro que actúe a destajo individual) para vigilar el vecindario, dar con los ajusticiadores y desatar una cadena de represalias.

Si algo nos han demostrado los choros es que poseen un aparato de Inteligencia efectivo y rápido, y tienen tantas estrategias como el grupo Terna. De hecho, este invento de la Policía Nacional, a mi modo de ver, rescata una práctica exitosa de la delincuencia para identificar víctimas, solo que aplicada a la protección ciudadana. Bueno, por lo menos en teoría así funciona.

¿Y adivina qué? El choro no te va a robar, pero sí podría atentar contra los miembros más vulnerables de las familias o contra ti.

¿Alguien pensó en esto?

Hay otro problema para los ajusticiadores. Recordemos que el Ministerio Público y el Poder Judicial suelen liberar a los choros con más rapidez de lo que costó capturarlos.

No niego que habría casos de corrupción –no nos tapemos los ojos., pero me consta que muchas víctimas no aportan pruebas suficientes a la hora de presentar las denuncias, sea porque no saben diferenciar prueba de opinión, sea porque el delito es de poca monta que no amerita abrir caso.

En consecuencia, y atendiendo al principio de presunción de inocencia, al Ministerio Público o al Poder Judicial no le queda otra que soltar al acusado. Por un momento ponte en los zapatos del presunto culpable. ¿Crees que te mereces manchar tu récord criminal?

Sin embargo, la gente que ajusticia por cuenta propia sí se expone a que si el choro es listo (el 99% de los casos) se busque un abogado mañoso, y adivina a quién le iremos a visitar los domingos en Río Seco dejándole fruta. Sí, a ti que tomaste la justicia en tus manos.

Por lo dicho, Chapa Tu Choro no es una solución a la inseguridad ciudadana, sino una vulneración que parece ser un psicosocial creado justo en época pre electoral para beneficiar a algún partido o candidato sin suerte en las encuestas, y que querrá ganar votos fáciles con algún mensaje mesiánico o una campaña de indultos a tu familiar en carcelado.

¿Cuál candidato o partido? La verdad no estoy seguro, pero de que es un psicosocial, pues, a todas luces tiene todas las características: es anónimo, es sensacional, no tiene razones que lo fundamenten y usa el medio más popular para diseminarse.

Sí, igualito que la boa del Amazonas, la virgen que llora, los desgraciados de la Bozzo, el arrepentimiento mudo de la San Miguel o el super pene de Guti. ¡Plop! ¿qué tienen esos eventos en común? ¡Ya pues!

Chapa Tu Choro, en conclusión, no es pólvora acabada de inventar. Es el caldo de cultivo ideal para que florezca un mesías político, con un discurso tipo Chávez o Maduro, que suena grandilocuente, pero que oculta las peores intenciones para los derechos de todas las personas.

Además, como me lo advirtió una prima que vive en un barrio no tan acomodado, tiene cierto tufillo racista, pues convierte a la gente de urbanizaciones y barrios tradicionales en una suerte de Santa Inquisición con todo aquel que no se les parezca.

Para un especialista regional en seguridad ciudadana, el abogado Keelman Saavedra, es extraño que la campaña se oriente a chapar al choro de poca monta; ¿y qué hay de los choros de cuello y corbata? ¿esos sí pasan piola?

¿Por qué mas bien la ciudadanía no se sienta junto con los operadores de justicia y aprenden uno del otro cómo potenciar las herramientas legales para combatir la inseguridad ciudadana? Ejemplo: el arresto ciudadano.

¿Sabes por qué? ¡Porque no da votos, pues! ¡Porque las buenas noticias no venden, y tú te resistes a consumirlas!

Chapa Tu Choro es otro intento de manipular tus entrañas antes que de convencer tu cerebro. Allá tú si te dejas llevar. Aquí te digo qué es lo que objetivamente puede pasarte. Después, no quiero ver caras largas.

(Sigue al autor. Síguelo en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255