Congreso de la República entre tránsfugas; mayorías y minorías no reales

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Fuerza Popular obtuvo vía cifra repartidora una cantidad de parlamentarios que no eran concordantes con los votos realmente obtenidos; sin embargo, igualmente el partido pudo llamarse Apra, Frente Amplio, Alianza para el Progreso u otro, es lo de menos, la distorsión es por legalidad y no por otras razones. Transcurrido el tiempo, los que ingresaron con un partido dejaron de serlo y exigen poder.

En efecto y como hemos comentado anteriormente, la Ley que excluye de representación parlamentaria al partido que no supera el 5% afecta a las minorías y beneficia a las mayorías relativas. Se logra con esta medida, concentrar al que más votos obtuvo en una contienda y no a aquel que los ganó en una campaña política realizada, lo cual les implicó movilizaciones por todo el territorio. 

El caso más evidente fue lo acontecido con el partido Democracia Directa, el cual logró un significativo respaldo en Cajamarca; sin embargo, considerando todo el país, sus 500 mil votos fueron insuficientes para lograr representación. Esta situación llevó a beneficiarse a Fuerza Popular, el cual capitalizó la aplicación de la Ley, que determina el mínimo de votos a obtener y que de no lograrlo simplemente es excluido. 

Renuncias de parlamentarios y nuevo poder en el CongresoRenuncias de parlamentarios y nuevo poder en el Congreso

Esta distorsión no ha sido superada y más aún, no existe ni el menor atisbo para colegir que se podría dar un marco normativo que elimine ese 5% que excluye a las minorías y les quita la representatividad otorgada por el voto ciudadano. 

Si bien es cierto que en algunas realidades comparadas se actúa de igual manera; también es verdad que en otras se respeta el voto ciudadano. Esta dispersión podría ser perjudicial para un gobierno monolítico, pero obliga a los consensos políticos y ponerse de acuerdo según corresponda. 

Los políticos peruanos, quienes se desenvuelven entre el oportunismo y la viveza, buscan siempre un partido político que les garantice ingresar al parlamento. Es lo que sucedió con Fuerza Popular, organización familiar con escasa institucionalidad y más aún, con postulantes sin militancia. Ahora, estos personajes beneficiarios de una elección han decidido irse y para ello gozan de un tratamiento especial. 

No tuvieron la capacidad de revertir al interno las diferencias y renuncian llamándose independientes abandonando a una organización que los incorporo en sus filas y que les permitió ganar. Actualmente han constituido grupos parlamentarios y exigen el cambio de la conformación de comisiones, mesa directiva, junta de portavoces y otras estructuras parlamentarias. 

Es probable que existan casos justificados de renuncias parlamentarias. Alberto de Belaúnde, Vicente Zevallos, Carlos Bruce, entre otros, se fueron después de comprobar la mentirosa actitud de Pedro Pablo Kuczynski. Sus razones fueron justificadas; sin embargo, no se podría decir lo mismo de Yeni Vilcatoma, quien se fue de Fuerza Popular y luego por conveniencia retornó. 

Kenji Fujimori obtuvo la más alta votación, ahora ha sido expulsado de Fuerza PopularKenji Fujimori obtuvo la más alta votación, ahora ha sido expulsado de Fuerza Popular

Debido a renuncias, abandonos, retiros, o simplemente a la actitud tránsfuga de muchos parlamentarios, se estarán adoptando decisiones que deja sin el poder legal que tuvo Fuerza Popular. Tienen un aliado circunstancial y se llama Daniel Salaverry, parlamentario que proviene de las filas del Apra y ante conflictos presentados en Trujillo, decidió postular con la agrupación de los fujimoristas, ahora la reprueba. 

El asunto de fondo, no es justificar las renuncias individuales a los grupos parlamentarios, sino resolver el problema nuclear y que se encuentra referido a la exclusión de las minorías; con ello, se requiere fortalecimiento de las organizaciones políticas, militancia activa, prevalencia del militante frente a los advenedizos, formación política y mucha democracia interna de los partidos. No es simple, pero es lo que correspondería.

No está demás decir, que en esta oportunidad afectó a Fuerza Popular, pero igualmente sucedió en los lustros anteriores, con el Partido Nacionalista y Perú Posible. Demás está decir, que este problema de parlamentos débiles, afectó menor al Partido Aprista Peruano. 

Diario El Regional de Piura

Pristina 255