'Niña sirenita’: fallece Milagros Cerrón Arauco a los 15 años

Lima
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Milagros Cerrón Arauco, niña que nació con sirenomelia (síndrome de la sirena), malformación congénita que se caracteriza por la unión de las extremidades inferiores, falleció ayer a la edad de 15 años.

Albinela Álvarez, jefa de la oficina de Registro Civil de Huancayo, informó que la menor murió en el hospital Ramiro Prialé de Essalud debido a un derrame cerebral, informó TV Perú. Estaba internada en dicho nosocomio por problemas renales.

La adolescente de 15 años de edad, necesitaba un trasplante de riñón. Sus restos son velados en la provincia de Chupaca, región de Junín.

milagros cedron

Milagros Cerrón, natural de Huancayo, nació con malformaciones congénitas múltiples conocida como “Sirenomelia” o “síndrome de la sirena”. En el 2004, el entonces alcalde de Lima, Luis Castañeda, respondió al llamado de los padres de la niña y el Hospital de la Solidaridad inició ese año los exámenes correspondientes para solucionar su problema de salud.

Milagritos tenía defectos internos muy graves, debido a que nació con las piernas completamente unidas, ausencia de un riñón y el otro funcionando parcialmente, con malformaciones severas en el sistema uro-genital y en el aparato digestivo.

El 31 de mayo del 2005, Milagros Cerrón fue operada por primera vez y se logró la separación de sus talones hasta los muslos. Luego de una serie de cirugías, la pequeña logró caminar. En noviembre del 2018, la Municipalidad de Lima sometió a la menor a una nueva intervención denominada Zetoplastía, una cirugía a las cicatrices retráctiles que tenía en sus piernas y que con el paso del tiempo tensaba su piel, quitándole poco a poco la movilidad. La operación resultó exitosa y le dio a la pequeña mayor movilidad en sus piernas.

El año pasado, la menor celebró su fiesta de 15 años en Palacio Municipal de la comuna limeña.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255

Juan Manuel propaganda