fbpx

Sheput: gobierno de PPK respetará la democracia y no tendrá “súper asesores”

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Una alternancia de propuestas programáticas, realizaron los equipos técnicos de los partidos políticos en contienda; por un lado Fuerza Popular designó a sus representantes, en tanto que Peruanos por el Kambio, escogió lo mejor en vitrina para demostrar de manera práctica que tienen los merecimientos para salir elegidos el próximo 5 de junio. 

Un eventual gobierno de Peruanos por el Kambio (PPK) respetará los derechos humanos y la democracia y no tendrá “súper asesores” que se desenvuelvan en la oscuridad o informalidad, sostuvo hoy su vocero político, Juan Sheput, en el debate técnico en la ciudad de Cusco.

“El eje de nuestro plan de gobierno es el ciudadano y tiene como pilar fundamental el pleno respeto de la democracia y los derechos humanos, creemos en la educación de clase mundial, queremos servicios de calidad en salud, seguridad, agua y trabajo para todos”, manifestó. Remarcó que PPK representa el cambio y busca un país tolerante donde todos tengan oportunidades y se respete el régimen democrático.

“Un país gobernado por Pedro Pablo Kuczynski será un país sin inestabilidad, sin enfrentamiento, pues haremos del diálogo y la búsqueda de consenso una forma de gobernar. El Perú no puede seguir perdiendo el tiempo”, indicó.

En el cierre del debate recordó que en los 90 el Perú vivió la “nefasta presencia” del súper asesor Vladimiro Montesinos, quien se jactaba de influenciar al entonces presidente Alberto Fujimori, padre de la candidata Keiko Fujimori.

“Fuerza Popular (partido fujimorista) no ha aprendido la lección, en los últimos día asoma la presencia de un súper asesor, Hernando De Soto, que se jacta de influenciar a Keiko Fujimori, llama feligreses a los miembros de su plan de gobierno o insulta a demócratas como Pedro Pablo Kuczynski, comparándolo con Montesinos, llevado por su simpatía con los dictadores a los que ha servido antes”, enfatizó Sheput.

Climper defiende posición de Fuerza Popular

El Plan de gobierno de Fuerza Popular nace de recorrer los campos y las ciudades, resaltó hoy el aspirante a la vicepresidencia por ese partido, José Chlimper, al asegurar que eso lo diferencia del programa de Peruanos por el Kambio, al que calificó de “mamotreto”. Según explicó, el programa fujimorista, llamado Plan Perú, es fruto de los constantes viajes de Keiko Fujimori por todo el país, y de dialogar con gremios, asociaciones, comunidades campesinas y nativas, así como con emprendedores y comerciantes.

Al cierre del debate técnico realizado en Cusco entre su partido y el de PPK, puso en relieve que su plan de gobierno también recoge el sentir y las necesidades de las juntas de regantes, así como de los ganaderos, pescadores, transportistas, profesores y las fuerzas del orden.

Para Chlimper, eso es lo que diferencia al Plan Perú del programa preparado por los asesores de Kuczynski, texto al que consideró como un “documento frío”, elaborado en un escritorio y con base solo en cifras del Ministerio de Economía y de los organismos internacionales.

“La gente de Pedro Pablo Kuczynski no conoce el Perú (…) A estas alturas, los peruanos ya sabemos que hay dos planes de gobierno muy distintos”, manifestó el también ex ministro fujimorista, en el mensaje final que pronunció en representación de Fuerza Popular. En ese sentido, remarcó que su plan tiene propuestas nacidas de visiones y de las necesidades del pueblo, además de contar con un equipo de gobierno liderado por Keiko Fujimori, de quien dijo goza de claridad de pensamiento, decisión política y firmeza.

Según insistió, el plan de PPK atenta contra los trabajadores porque “elimina la CTS” (Compensación por Tiempo de Servicio) y la reemplaza por un seguro de desempleo, lo cual –aseguró- figura en las páginas 133 y 149 del programa de Kuczynski.

En otro momento, el vocero fujimorista acusó al candidato de PPK de haber traicionado al Perú con los cambios legislativos que hizo en el sector hidrocarburos cuando fue ministro en el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006). Afirmó que Kuczynski entregó “a dedo” y sin licitación el Lote 56, y modificó “deshonrosamente” la legislación aplicada al Lote 88, favoreciendo –dijo- a empresas extranjeras, cuando la concesión original de Camisea, mas bien, defendía al Perú y le daba prioridad en el uso del gas de este último lote.

“Alguien como el señor Kuczynski, que entregó nuestro gas a los extranjeros, como antes había entregado los dólares del BCR a la empresa IPC, no puede ni merece ser presidente de los peruanos”, arremetió.

 

Beneficios tributarios

Pristina 255