EsSalud: Evitar sobrepeso y dejar comidas picantes previene incontinencia urinaria

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Problema lo sufre una de cada cuatro mujeres y uno de cada ocho varones. Evitar las comidas picantes y seguir una dieta saludable para reducir el sobrepeso son algunas de las medidas que previenen la aparición de la incontinencia urinaria, indicaron especialistas de EsSalud.

Para el urólogo de EsSalud, Luis Velarde, estas medidas, sumadas a disminuir el consumo de bebidas como el café, alcohol, gaseosas, cítricos, productos diuréticos y evitar el estreñimiento, contribuyen a retrasar la aparición de la incontinencia de la orina en las personas, especialmente en mujeres.

“Estos productos estimulan la vejiga e incrementan la producción de orina, por ejemplo, el café al igual que el té actúa como diurético; beber alcohol como cerveza o vino aumenta la producción de orina y deshidrata”, puntualizó el especialista, señalando que “si se deja de consumir líquidos, y se ingiere alimentos y comidas picantes se puede generar irritación en la vejiga y una infección, causando la incontinencia”.

“También algunos medicamentos pueden aumentar la incontinencia en las personas como los que son para la presión arterial pues relajan la vejiga, incluso algunos antidepresivos que impiden que la vejiga se contraiga para controlar la salida de la orina”, advirtió el doctor Luis Velarde.

 

Añadió que si una persona tiene vejiga hiperactiva y toma pastillas para dormir es necesario que consulte con su médico para evitar efectos secundarios pues pueden inhibir en la vejiga la sensación de estar llena, produciéndose la incontinencia de la orina mientras se duerme.

“La incontinencia urinaria la padecen una de cuatro mujeres y uno de cada ocho varones en el mundo, aproximadamente”, resaltó el especialista puntualizando que es más frecuente entre las personas de sexo femenino por su anatomía, añadiendo que la incontinencia se puede deber a la maternidad, porque luego del parto provoca una recuperación más lenta en los músculos vinculados al sistema urinario.

“También la incontinencia se puede deber a inflamaciones locales, infecciones urinarias, que producen una alteración del cierre de la uretra y del esfínter, provocando la pérdida involuntaria de la orina”, recalcó.

El urólogo de EsSalud dijo que los motivos más frecuentes de la incontinencia son tener cierta debilidad de los elementos anatómicos que se encargan de sostener la uretra en su localización correcta que provocan que ante un esfuerzo se produzca pérdida de orina. “También están las lesiones del esfínter uretral que es el órgano que impide la salida de la orina, cuando se lesiona no funciona adecuadamente”, agregó.

Mencionó que entre las causas más recurrentes “están también las enfermedades neurodegenerativas, demencias, en las que se produce una desconexión entre las órdenes del cerebro y las respuestas de los órganos, en este caso los vinculados al sistema urinario”.

Por este motivo recomendó la práctica de ejercicios de Kegel, que ayudan a mantener la fortaleza de los músculos como mecanismo de prevención.

Pristina 255