fbpx

Conferencia Episcopal Peruana establece protocolo para actividades religiosas

Sociales
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La religiosidad se ha profundizado en esta etapa de pandemia y mediante el uso de tecnologías reemplazaron lo presencial por lo virtual; para la próxima etapa la Conferencia Episcopal Peruana dio a conocer el Protocolo que se tendrá en cuenta para las actividades religiosas de la iglesia, el mismo que considera las normas de higiene, salubridad y bioseguridad dispuestas por el Ministerio de Salud (Minsa).

El protocolo se aplicará a partir del término del estado de emergencia nacional (cuarentena), pero deja en total libertad a cada obispo en su jurisdicción eclesiástica para que establezca la fecha a partir de la cual lo aplicará, así como la gradualidad en la apertura de los lugares de culto.

Iglesia Catedral de Piura | Fotografía referencialIglesia Catedral de Piura | Fotografía referencial

Entre las disposiciones que establece el protocolo, destacan las disposiciones generales y para la celebración eucarística como de otros sacramentos:

  1. Mientras dure la actual situación de pandemia, a los feligreses que forman parte de la población en riesgo se les prorroga la dispensa del precepto de asistencia a misa dominical, se les recomienda no asistir a celebraciones comunitarias y se les invita a valorar la conveniencia de no salir de su domicilio.
  2. Sin dejar de cumplir las disposiciones del Ministerio de Salud, los templos y capillas se abrirán para el culto público evitándo en todo momento la aglomeración de personas y observando estrictamente el distanciamiento mínimo de un (01) metro entre persona y persona, el uso permanente y obligatorio de mascarilla y la reducción del aforo del templo a un tercio de su capacidad.
  3. En las puertas de los templos se cuidará de que no ingresen más fieles que los permitidos por el aforo antes señalado y, en lo posible, se controlará la temperatura de los asistentes.
  4. Los templos deben estar cuidadosamente desinfectados, limpios y ventilados. Al final de cada celebración se deben desinfectar bancas, sillas y objetos litúrgicos utilizados.
  5. En las puertas de los templos se habilitará una alfombra húmeda con agua y lejía, para que los fieles al ingresar desinfecten la suela de sus zapatos de manera obligatoria.
  6. En los templos no habrá ni se usará agua bendita. Tampoco se podrá tocar ni besar las imágenes.
  7. Donde sea necesario, mientras dure la emergencia sanitaria se recomienda la realización del culto al aire libre, cuidando siempre la dignidad de los sacramentos y las medidas de precaución antes mencionadas.
  8. Los fieles deben lavarse las manos con agua y jabón o desinfectarlas con alcohol antes de ingresar al templo.
  9. En lugar de hacer la colecta en la forma usual para la ofrenda de los fieles se colocarán alcancías o canastas a la salida del templo.
  10. El saludo de la paz, que es facultativo, se sustituirá por otro gesto evitando el contacto directo.
  11. La distribución de la Eucaristía se realizará en silencio.
  12. Se dará la comunión en la mano.
  13. El sacerdote celebrante y sus ayudantes deben asearse las manos antes y después de la distribución de la sagrada comunión. El uso de la mascarilla es obligatorio y permanente.
Diario El Regional de Piura

Pristina 255