fbpx
29
Mié, Jun

Historiador Seminario Ojeda expresa malestar por tugurización del cementerio San José de Sullana

Sullana
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

cementerio san jose sullanaERP. Para el historiador de Sullana, Miguel Arturo Seminario Ojeda, eS incomprensible, como, sin el menor criterio de conservación y seguridad, se continúa con la tugurización del Cementerio San José, por parte de las mismas autoridades que lo han declarado Museo.

Este cementerio, que es un libro abierto de la historia de Sullana, no merece ese trato, por falta de sensibilidad y orden de quienes lo administran, ya que como lo manifestó oportunamente el especialista en seguridad, Juan Domingo Saldarriaga Atoche, eso convierte al cementerio en una bomba frente a cualquier emergencia, obstruyendo las rutas de evacuación.

El cementerio de Sullana fue remodelado entre 1926 y los años siguientes, después de los diluviales aguaceros de ese año y de 1925, dándose un trazo que permitiera la libre circulación de las personas, y que guardara cierta armonía con el uso de los espacios, y ahora, a casi 100 años de esa medida, se le tuguriza, rompiendo todo el orden visual e histórico, que han hecho que este Cementerio Museo, sea inscrito en la Red de Cementerios Museos, y que se le registre en la Red de Cementerios Patrimoniales de América, como consecuencia de las visitas nocturnas que desde setiembre del año pasado se hacen mensualmente, organizadas por la Sociedad de Beneficencia Pública de Sullana con apoyo del Museo de Sullana.

Al respecto, el historiador Seminario Ojeda, no alcanza a comprender, que si se cuenta con el asesoramiento de la Directora del Museo de Sullana, para estas visitas, esta no manifieste a las autoridades de la Beneficencia, que el espacio histórico del Cementerio San José, ya considerado museo, no puede tugurizarse, como ocurre con los pasillos del espacio mencionado, y con el pequeño espacio que quedaba libre alrededor de la tumba de 1858, la más antigua del cementerio, donde se ha levantado un mini cuartel para nuevas sepulturas; la mencionada tumba fue recientemente ubicada por Seminario Ojeda, el pasado Jueves Santo, como lo corroboró y lo hizo saber más tarde, la promotora cultural Iris Altagracia Ruiz Merino.

Falta de orientación, falta de sensibilidad, falta de criterio, creo que es falta de todo, dijo el historiador. Señaló, que comparte, la propuesta de la Benicencia de hacer estructuras de varios niveles que eleven sobre los cuarteles actuales la capacidad de nuevos enterramientos, como lo hacen en otras ciudadaes, el ha presenciado esto en ciudades argentinas, que lo han hecho, pero sin alterar el espacio histórico, porque sus administradores sí tienen el criterio que al parecer le falta a los administradores de la Sociedad de Beneficencia Pública de Sullana.

Pristina 255