fbpx

Elecciones congresales y la participación de mujeres piuranas en las listas parlamentarias

Informes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Los derechos políticos de las mujeres y su ejercicio datan desde el gobierno de Manuel A. Odría. Anteriormente, elegir y ser elegida no era posible y todo ello como consecuencia de la limitación de derechos que tuvo siempre la mujer. Ahora, en cada proceso eleccionario existe una mayor motivación para participar en política y además, un marco jurídico que obliga a las organizaciones políticas a garantizar que haya un 30% como cuota de género.

Si bien es cierto que la cuota del 30% es de género y no solamente de la mujer, su aplicación busca que la mujer no sea marginada y excluida de participación en elecciones municipales, regionales y nacionales. Producto de esta aplicación, existe una reducción de la brecha entre hombres y mujeres que es favorable.

Se encuentran próximas las elecciones generales y las listas congresales están obligadas a llevar un 30% de mujeres o de hombres según corresponda. Refiriéndose a las mujeres, la mayor parte de las organizaciones políticas han cumplido con esa normativa y han presentado candidaturas importantes que la población deberá determinar su elección o no.

Parlamentaria pionera fue doña Carlota Ramos de Santolaya (1956-1962) una distinguida piurana dedicada a las letras; luego doña Doris Guerrero Guerrero llegó en el segundo gobierno de don Fernando Belaúnde Terry. Su participación y elección se logró después de salir de la dictadura de Velasco y sin ley que obligue a una cuota de género y en donde la presencia del hombre era determinante.

En épocas más recientes las mujeres han logrado una mayor presencia política en el parlamento. La periodista Fabiola Morales Castillo, es una de ellas. Fue parlamentaria por dos periodos consecutivos y buscó un tercero representando a Lima que la población le negó. Debido a los arreglos partidarios en la Mesa Directiva del Congreso, logró ocupar cargos importantes.

Rosa María Venegas y Marisol Espinoza Cruz, dejaron su profesión de periodistas para ingresar a la política. La primera no tuvo tanto éxito como la segunda y cinco años después buscó la reelección en partido diferente al de su elección primera. Por su parte, Marisol Espinoza Cruz, logró ser reelegida por un periodo más en el nacionalismo.

Karla Schaefer Cuculiza, es otra de las mujeres que con el voto de los piuranos se encumbró como congresista. De preocupado hacer, supo mantener su liderazgo en Fuerza Popular y mantuvo cierta legitimidad de los piuranos.

En la nueva elección una vez más varias mujeres buscan ser elegidas. Varias han sido elegidas por sus méritos profesionales y técnicos y otras por su movilidad para conseguir un cupo. Las hay conocidas y también desconocidas que pretenden captar la atención ciudadana y por supuesto, ser favorecidas con el voto.

Como sabemos con 19 organizaciones y los cupos para Piura solamente son 7. ¿Cuántas mujeres serán elegidas por Piura?. Obviamente es una pregunta que tendrá respuesta después del 10 de abril del 2016; lo que sí es evidente que existe un mayor equilibrio entre hombres y mujeres en relación a procesos anteriores.

En Fuerza Popular que es la principal organización si miramos los sondeos de opinión, postula nuevamente a Karla Schaefer Cuculiza, quien va por buen camino a lograr la reelección; sin embargo, la misma organización tiene otros nombres de mujeres que no son muy conocidas y da la impresión que simplemente se ha buscado no hacerle sombra a la candidata a la reelección.

En Peruanos por el Kambio, la lista propuesta tiene la cuota de género y en ella destaca Elba Merino de Lama, una arquitecta de Piura y que además, tiene como carta de presentación el ser la madre de la ex reina de belleza Elba Fasbender. Si bien es cierto que este detalle puede destacar, lo cierto que es una mujer que tiene experiencia en el campo público y además profesional.

En Alianza para el Progreso, que es una organización que enfrenta un duro momento, se presentará Marisol Espinoza Cruz, quien asumió la heredad de sus colegas Fabiola Morales y Rosa María Venegas y decidió abandonar su organización madre para irse con César Acuña Peralta a la reelección. Esta organización también presentará como candidata a Jeessikha Ubillús Reyes, una abogada y docente de la Universidad Nacional de Piura.

En Alianza Popular, formada por el APRA y por el PPC, lidera la nómina Adela Córdova Alcarazo, quien fue funcionaria en la época de César Trelles Lara y que espera ser elegida parlamentaria. Esta organización se encuentra seriamente afectada en su popularidad y la elección es bastante difícil pero no imposible; sin embargo, y con inteligencia están llevando en la nómina a Teresa Paredes Sandoval, hija del fallecido presidente regional de Piura, don Luis Paredes Maceda.

En el caso de Todos por el Perú, que es una organización sorpresa, igualmente lleva a Angélica Palomino como candidata al Congreso. Es una abogada desconocida, poco trabajo y conocimiento político, pero la importancia nacional de Julio Guzmán la podría convertir en congresista como sucedió en la época de Fujimori.

En las elecciones congresales, el voto es departamental y en tanto los candidatos sepan desplazarse por todo el territorio sus posibilidades crecerán. Si bien es cierto que la votación partidaria da la cantidad de congresistas que le corresponde a una organización, es el voto preferencial el que determina los nombres de los elegidos.

Frente a lo anterior, esta elección que es de partidos se convierte en una disputa interna para obtener más votos a su favor. Por lo tanto, los dos meses siguientes, tendremos toda una fiesta de mujeres que desean seguir el rumbo de Carlota Ramos de Santolaya.

Antes se creía que la mujer no estaba preparada para temas diferentes a la reproducción, hoy están demostrando que están capacitadas y tienen competencia para participar con igualdad en asuntos de la economía y la política. Esperemos, que en la elección próxima, prime por decisión del elector un voto con equilibrio en donde mujeres y hombres de Piura se sientan representados. 

Pristina 255

Aviso de publicidad