El distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantes

Reportajes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Textos y Fotos/ERP/Angélica María Távara Córdoba. Hablar de Canchaque, es referirnos a ese pequeño distrito de la provincia de Huancabamba, región Piura que, con su verdor, colorido, sus cañadas, elevaciones y la originalidad de su pueblo nos llevan a descubrir las diferencias de los pisos ecológicos, la flora, la fauna y ese mirar intenso hacia lo más elevado para descubrir el lugar o la zona de donde provienen esas aguas que con sus caídas dan una sensación de diversidad y frescura.

La llegada a Canchaque te augura una buena estadía con tan solo sentir la frescura del aire limpio desde el primer contacto con nuestras vías respiratorias. En las alturas se observan las nubes corriendo y avisando que vendrá una llovizna. Y en breves minutos, los cerros que antes se podían ver por completo ahora ya están totalmente cubiertos por la neblina espesa y blanca.

El distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantesEl distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantes

Pero esto no es problema, el frío que puedes sentir en ese momento, pronto será olvidado cuando tengas entre tus manos una buena taza de café de Canchaque humeando.

El distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantesEl distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantes

El distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantesEl distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantes

En Canchaque encontrarás hoteles muy sobrios y elegantes, de paredes blancas y amplias estancias, algunos con piscina en el interior y con amplios jardines, pero la característica común de todos ellos es la abundancia de flores exclusivas de esa zona de clima templado y diverso.

Mientras te instalas en una bonita y acogedora habitación de hotel, el aguacero habrá desaparecido. Entonces podrás salir a admirar la belleza natural del verde y celeste que tus ojos no podrán dejar de admirar. Si deseas ver las carreteras serpenteando y ubicarte según los cuatro puntos cardinales para identificar donde estás parado exactamente y de qué estas rodeado.

El cerro Huayanay

Se puede subir el Cerro Huayanay, se recomienda llevar zapatillas sencillas y una mochila muy ligera, la escalada es fácil y no muy larga, pero es empinada. A medida que se avanza por las escaleras de piedra natural verás florecillas silvestres que crecen entre las paredes rocosas y se podrá observar desde arriba los imponentes paisajes azules que harán recordar las lecturas infantiles de paisajes y paraísos.

El distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantesEl distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantes

Si cuando llegaste a Canchaque tenías muchas preocupaciones, constatarás que todas se disolverán y darán paso al instante mágico de tu llegada a la cúspide del cerro, encontrarás una casita que en su interior alberga unos cuantos instrumentos eclesiales, dos bancas de madera y una de piedra, y una vista exuberante de la que te vas a enamorar. Respira, siente y agradece todo cuanto puedas.

La ciudad, el mirador y puente colgante

Nuevamente ya en la ciudad, subir al Mirador es una buena opción y esperar allí la puesta del astro rey. Vibrantes colores rosados, anaranjados, lilas y azules se encuentran en la danza eterna del ocaso del sol. Oscurecerá y se encenderán las luces del Mirador, con sus colores queriendo igualar el espectáculo que viste antes en el firmamento, y aunque no lo logran, igualmente dan realce y hacen de tu estadía un momento inolvidable acompañado de luz, belleza y elegancia.

El distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantesEl distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantes

Lo mismo se sentirá cuando se camine esa misma noche por el puente colgante. Es probable que se quiera caminar por él por lo menos tres veces y las fotos están más que aseguradas por la fiesta de color y movimiento que harán divertir al turista.

Junto a este puente hay un lugar donde se puede degustar unas deliciosas tortitas de pan y queso, y el infaltable café de Canchaque.

Bien entrada la noche se escuchará el sonido de los insectos nocturnales en medio de una noche muy oscura donde es probable que ni siquiera se vea las estrellas, con mucha suerte algunas pocas mostraran su luz.

Cuando la niebla envuelva tus sueños te adentraras en un profundo y relajante viaje. Y cuando despiertes, otra vez frente a tus ojos el verde de los árboles, el azul del cielo y el arcoíris, el trinar de los pájaros, muchos de ellos cantando a la vez como agradeciendo el nuevo amanecer.

Los Peroles de Mishahuaca

Engríete con un rico desayuno, un chancho frito con papas sancochadas si gustas, o bien puedes soportar el hambre hasta llegar a Los Peroles de Mishahuaca, donde la señora Rosa Facundo te preparará unas tortitas con queso, camote con chancho, majadito con chancho, gallina hornada con tallarín y tamalitos, humitas, arroz con pato, sopa de alverjas y ceviche de caballa.

El distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantesEl distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantes

En los peroles hay muchos turistas subiendo y bajando por el angosto camino para llegar hasta las espectaculares caídas de agua, lleva tu ropa de baño porque al estar junto a ese espejo de agua su frescura te atraerá con insistencia. Realmente te va a encantar ver esos chorros de agua poderosos salpicándote tímidas y juguetonas gotitas de agua que vienen hasta ti.

Al salir de los peroles se tiene un quiosco donde los visitantes puedes comprar café canchaqueño para preparar después cuando se retorne a vivienda o casa. 

Reposando en la plaza de Canchaque

Y cuando llegues a la plaza principal, con la estatua de la Virgen del Carmen en el centro, y la Iglesia frente a ella, siéntate a tomar un respiro y a percibir la tranquilidad y la paz que brota de los pobladores de la zona. Los adultos conversando en las bancas y los niños jugando con su perro y una pelota.

Visita Canchaque 09El distrito de Canchaque y la riqueza turística que envuelve y motiva a los visitantes

De noche esa plaza es preciosa porque se desprende una cortina de agua que es la atracción de propios y turistas, todos se hacen fotos con el agua de colores. Te invito a que visites Canchaque e inmortalices esos maravillosos momentos en fotografías para que tu también puedas invitar a tus familiares y amigos a disfrutar de este patrimonio ecológico que es una tierra bendecida por la naturaleza.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255