20
Sáb, Abr

Andrés Vera: ‘Mayoría congresal aprovecha ‘ruido político’ para realizar cambios constitucionales’

Andrés Vera Córdova
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Fuerza Popular con gran algarabía comentó el retorno a la bicameralidad, la misma que la desapareció el dictador Alberto Fujimori; igualmente, la posibilidad de ser senadores o diputados de manera indefinida y si son jóvenes, pero han sido diputados o congresistas, la fiesta es también para ellos pues podrían participar como candidatos al Senado. Todo esto en contra de la reforma decidida en referéndum en el 2018.

Como se recuerda en el 2018, la población convocada en referéndum rechazó la bicameralidad con un porcentaje del 90% en tanto que decidió la no reelección con el 85%; sin embargo, todo este pronunciamiento fue borrado de un plumazo por el grupo que conformar parlamentarios de Fuerza Popular, Avanza País, Renovación Popular, Perú Libre, Alianza para el Progreso y hasta Acción Popular.

Para el analista Juan Manuel Aguilar Hidalgo, esta contrarreforma sería de único interés de los congresistas actuales y no va en concordancia con la posición de la población, incluso indicando que, si sometieran estos cambios al veredicto popular, es seguro que seguirían siendo rechazadas una vez más. Lo lógico hubiera sido que se convoque nuevamente a otro referéndum, pero a estos falsos demócratas no les interesa.

Sin duda, esta es una nueva Constitución y es un sacarle la vuelta a la legalidad para plantear normativas sospechosas de convenir a interés. Es el caso de la eliminación de la cuestión de confianza del Presidente del Consejo de Ministros y la eliminación en su versión anterior del artículo 100 de la Constitución Política del Perú.

Son 54 artículos que se han modificado en una Ley de Reforma que lleva el número 31988, la misma que ha sido comentada en algunos medios, pero que ha estado opacada por el ruido político que genera la tenencia de relojes Rolex de la mandataria que no explica hasta el momento, por la pérdida del cuaderno de ocurrencias, la compra de un vehículo al contado y otras acusaciones que envuelven a la mandataria.

En todo este pandemónium, esta fuerza política multipartidaria, que estaría actuando en función a intereses más particulares que de objetivos nacionales, ha regulado respecto a la reelección indefinida, es decir que un parlamentario puede postular tantas veces como se lo permita su propia vida y tendrán los recursos para imponerse a otros que quisieran postular, porque no hay elecciones primarias.

La bicameralidad crea oportunidades para las cúpulas, pues podrían postular para senador, para diputado y volver a repetir esas postulaciones que no tendrán mecanismos democráticos para seleccionarlos. Es decir, el mismo problema de siempre, nula democracia interna, empoderamiento de las cúpulas que se convierten en determinantes en esta especia de “empresas” que significan los partidos políticos.

Igualmente, han decidido eliminar la cuestión de confianza tras la presentación de la presidencia del Consejo de Ministros ante el Congreso. Esta situación era perseguida en congresos anteriores, quienes consideraban que era una situación peligrosa denegar la confianza, pues los dejaba expuestos para ser disueltos por el Poder Ejecutivo.

Se faculta con estas reformas constitucionales, la postulación indistinta de una candidato presidencial en las listas de candidatos a senadores o diputados de su organización política; por lo tanto, si no tendrían éxito en la fórmula presidencial les podría ir mejor como candidatos al Congreso.

Sin duda que lo más lamentable de estos cambios es la modificación a antojo del artículo 100 de la Constitución Política. Con un fiscal de la Nación permisivo una denuncia con contenido pen al sería fácilmente archivada. De estos ejemplos está plagada la historia del Estado peruano. Pese a la mayor democratización de los estados del mundo, en Perú retornamos a ser un país casi bananero.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1