fbpx
05
Mar, Jul

La Patria; el lazo que ata vidas a la tierra de nacimiento

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Una vez más, motivado por una conversación con mis compañeros de estudios superiores de los años 70 en la Universidad Católica de Córdoba, Argentina, y por la lectura de algunos textos de Prudencio Bustos Argañaras, me puse a reflexionar, sobre un tema que me movía el alma desde niño, la inmensidad de la patria.

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda
Presidente honorario de la Asociación Cultural Tallán

Entre las preguntas asomadas está una sobre el origen de la patria, desde cuándo comienza una patria, o hasta donde se conoce sobre ella, ahora que los últimos métodos de la arqueología y de la etnohistoria, tanto como de la antropología, permiten hacer un viaje hacia el pasado y recrear tiempos tan lejanos a nosotros, recreación en la que la Historia como ciencia, contribuye enormemente.

En el caso peruano, puedo responderme que es una patria eterna, milenaria de los Andes, con victorias y reveses en sus cumbres y en sus páramos salvajes, como en los valles y desiertos que se abrazan con el mar, y en los valles orientados hacia la selva. Victorias sobre la tierra misma en la que se domesticaron plantas cuyos frutos como la papa fuera la salvación del mundo, y hoy es de consumo universal.

La bandera, símbolo de identidadLa bandera, símbolo de identidad

La patria no solo es la tierra y sus proezas militares, es el devenir de esos hombres y mujeres anónimos que venciendo adversidades, a partir de una resistencia movida por la voluntad, hicieron grande el paisaje que heredaron a sus sucesores. Por eso, señalar un acontecimiento del siglo XIX como nacimiento de la patria es una gran sinrazón, la Argentina no nace el 25 de mayo, ese es uno de los días de la patria, una fecha para conmemorar, tanto como el 9 de julio, y otros días asociados a hechos trascendentes en lo civil y militar; de igual manera, la patria peruana tampoco nace con la llegada del general San Martín a tierras de Ica, como osadamente se proclama en ese espacio, obviando que la patria de los peruanos tiene miles de años y no 200.

En el Perú la patria está llena de nombres y de hechos que se conocen cada día más, y que ni siquiera pudo borrar el comportamiento drástico de los incas, con respecto a los vencidos, caso de los chancas de Apurímac, sus enemigos vencidos, cuyos nombres se intentó borrar para siempre. Esa patria que tiene en su bandera, a uno de los símbolos que la convierten en Palma Heroica, a la que siguen en el campo de batalla, y que si cae, hay mil manos que la alzan, como lo dijera poéticamente el escritor peruano, Enrique López Albujar, es una patria inmensa en su extensión, y es muy grande en el tiempo.

Libertador don José de San MartínLibertador don José de San Martín

En América, los símbolos de la patria han sido creados tras la independencia, asociando el pasado cercano y el pasado lejano, a ese presente que se vivía cargado de heroísmo y entrega por la patria, que recordaba a sus hijos la necesidad que tenía de ellos y ellas, en la hora santa de la libertad, y la siguieron defendiendo después, ya emancipados. Uno de sus hijos fue Miguel Grau Seminario.

Particularmente, para mí, es un honor tener la misma sangre que corrió por las venas del Héroe Máximo del Perú, don Miguel Grau Seminario, cuya vida paradigmática lo elevó a ser el Caballero de los Mares, y el Precursor del Derecho Humanitario Internacional, y a quedarse para siempre en la memoria colectiva de todos los peruanos Honor equivalente para cualquiera que tuviera en la Argentina, parentesco con el general San Martín, el más grande de esa patria.

Patriota peruana, Juana de Dios Manrique de Luna.Patriota peruana, Juana de Dios Manrique de Luna.

Cuántos escritores nos dicen mucho de la patria, en poesías y relatos, contándonos, no como los historiadores que buscan la verdad científicamente, sino que refiriéndose al pasado histórico de un modo ágil conjugan verdades con idilios asociados al amor por la tierra y su pasado trascendente, como lo hicieran en el caso peruano, personajes de envergadura nacional, y no solo local y regional, como Francisco Vegas Seminario, y Abraham Valdelomar, escritor incrustado en el alma de mi abuela paterna Herminia Gallardo Valdelomar.

El pasado no histórico queda muchas veces en la nebulosa del recuerdo familiar, que busca magnificarlo, a veces osadamente, convirtiéndose en escudo para las evocaciones familiares, que cuando son corroboradas por los historiadores, se engarzan para siempre en el derrotero seguido por la patria, en líneas donde mujeres y hombres se asoman como protagonistas de páginas imborrables, casos de Güemes y de la patriota altoperuana Juana Azurduy en la Argentina, y de Túpac Amaru y Micaela Bastidas en el Perú.

Precursor Túpac AmaruPrecursor Túpac Amaru

La patria mexicana le dio el maíz al mundo, entre otros elementos, y si seguimos identificando lo que le ha dado cada patria a la humanidad, la lista es inacabable. La patria peruana le ha dado al mundo el yacimiento arqueológico de Machu Picchu, y China la gran Muralla, pero nadie se alimenta de piedras; por eso, la papa, gran aporte de la patria peruana y de otras patrias sudamericanas, es un legado de esta parte del universo, que está al alcance de todas las bocas y de todas los ojos y manos humanas.

Gracias mil, compañeros de estudios, Patricia Marramá, que comenzó con los detalles, Marcelo Ricotti y Estela Garay; también María Inés Alvarez Ayuso, Néstor Gostanian y Nilda D Loia, interlocutores, en medio de este tiempo de dictadura digital.

miguel grau 3Miguel Grau Seminario, héroe máximo del Perú.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255