fbpx
27
Lun, Sep

Nuestra Biblioteca Nacional, 200 años de luz

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La primera vez que estuve en una gran biblioteca, fue a comienzos de la década del 70 del siglo pasado, cuando ingresé a la Biblioteca Mayor de Córdoba, y quedé deslumbrado por el fondo bibliográfico que ahí se conserva. Sin embargo, mi admiración fue mucho más grande, cuando en 1979 llegué a la Biblioteca Nacional del Perú, y se abrió frente a mí, un gran abanico de libros y manuscritos, que no me canso de consultar.

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda
Director del Museo Electoral y de la Democracia del JNE

Hoy la Biblioteca Nacional del Perú está cumpliendo 200 años, y decimos, 200 años de luz, porque son dos siglos continuos, que desde este faro del saber, se custodia el conocimiento que se pone al servicio de los investigadores, nacionales y extranjeros, que acuden en busca de nuevas verdades, en todas las áreas del conocimiento.

Nada ha detenido el empuje de la Biblioteca Nacional, ni la Guerra con Chile, ni el pavoroso incendio que se experimentó en 1943. Esta gran unidad cultural, fue creada por el general José de San Martín, el 28 de agosto de 1821, siguiendo al comienzo, la dinámica de los primeros años de la República, pues, cuando los realistas tomaron Lima, después de la proclamación de la independencia, la naciente biblioteca, no se salvó del saqueo.

Biblioteca Nacional

Los primeros fondos de la Biblioteca Nacional, fueron donativos del general San Martín, y de su Ministro Bernardo Monteagudo, que junto con los libros de la biblioteca de los jesuitas, fueron los primeros con los que se contó. A esto se sumaron las donaciones de bibliotecas particulares, que poco a poco fueron incrementando el fondo.

Por la dirección de la Biblioteca Nacional, han pasado figuras notables, como Mariano José de Arce, Francisco de Paula González Vigil, Bartolomé Herrera, Ricardo Palma, Manuel González Prada, María Bonilla de Gaviria, Martha Fernández de López, y otros destacados profesionales que dejaron huella en el mundo de la bibliotecología.

Promotor BNP

La Biblioteca Nacional no solo tiene colecciones de libros, se encuentran también manuscritos, mapas, partituras musicales, afiches, volantes, diarios de todo el país, y una colección fotográfica que permite reconstruir socialmente al Perú de los siglos XIX y XX.

La Biblioteca Nacional fue víctima del saqueo por los chilenos, tras la ocupación de Lima, y después del robo que sufriera, y la pérdida de valiosos ejemplares que fueron a parar al extranjero, y a bibliotecas particulares de Lima, Ricardo Palma se entregó a una tarea de recomposición de la Biblioteca, y al incremento de sus fondos, restituyéndose en parte, con donaciones de nacionales, y desde el exterior, remitidas por sus amigos. Tras el incendio de 1943, el Presidente Manuel Prado Ugarteche, nombró director al historiador Jorge Basadre Grohmann, quien lideró esta nueva etapa de acrecentar los fondos bibliográficos, y comenzó con su modernización.

Con personal técnico, administrativo, y profesional, ampliamente calificado, la Biblioteca Nacional conmemora su Bicentenario, limitando la rememoración de la fecha, a lo permitido en estos tiempos de pandemia.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255