Piura: ¿Cuánto ha cambiado el gobierno regional y qué gobernador gestionó mejor su territorio?

Reportajes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Para varios especialistas, la gestión de Reynaldo Hilbck Guzmán no tiene la valía de un gobierno regional y al contrario se ha enfrascado en obras que son competencia municipal. Se ufana de las avenidas construidas e incluso hasta se sorprende de la basura que los ciudadanos arrojan en la calle. Su condición de gobernador alcalde, se ve apoyada por la pasividad y aparente indiferencia de Oscar Miranda Martino.

Escuchando estas apreciaciones, solicitamos algunas opiniones a profesionales piuranos, para que nos den su evaluación de loa avanzado en el proceso de descentralización, basándonos en dos preguntas, la primera ¿Cuánto cambió la instancia regional entre el CTAR y el actual esquema? Y la segunda ¿Quién ha sido hasta ahora el mejor “gobernador” desde Paredes Maceda?

Primero, veamos algunas de las conclusiones logradas en preguntas y respuestas rápidas sobre cómo se percibe el proceso de descentralización y que pronto llevará a la realización de nuevas elecciones regionales para renovar autoridades.

Gobierno Regional Piura Foto

Ente regional es más una instancia descentralizada

Descentralización y realidad

Los gobiernos regionales fueron una aspiración de millones de provincianos, quienes reclamaron siempre se modifique la estructura centralista del Estado. Tras un proceso más ambicioso que fue dejado sin efecto por el gobierno de Alberto Fujimori, se reinició otro más controlado, vigilado y concentrado que el anterior el mismo que lleva 16 años de aplicación y para muchos ha replicado los males de la estructura centralista.

 En comparación con los países OCDE, el Perú es un país grande y muy diverso territorialmente marcado por la heterogeneidad, lo que hace imperiosa la importancia de adoptar un enfoque territorial para las políticas destinadas a promover el crecimiento inclusivo.

Estudio de OCDE

Los actuales gobernadores son obedientes autoridades del Poder Ejecutivo y no han tenido una propuesta coherente donde se exprese las aspiraciones de la población que residen en sus territorios, tampoco de propuesta real para que se modifique la concentración del gobierno nacional sobre todo de los recursos financieros, situación que los lleva a tener una actitud contrita para “no molestar al jefe que se encuentra en Lima”.

Entiéndase como al “Jefe”, al presidente de la República, ministros e incluso viceministros quienes tienen más poder discrecional que los propios gobernadores regionales. Llegan cada cierto tiempo a provincias con sus Gore Municipales o convocan a Lima a los Gore Ejecutivos, con la finalidad de concordar con los ministros las transferencias que luego ejecutarán con la burocracia a su cargo.

Este modelo, ha permitido que haya demasiados procesos o pasos en la gestión de los recursos, se concuerda las transferencias financieras para proyectos desde Lima con los gobernadores, quienes después trasladan la ejecución a funcionarios de menor nivel del Gobiernos Regional y estos a la vez se encargan de realizar las adjudicaciones de bienes y servicios.

 "Una característica clave de la geografía económica del Perú es el excesivo dominio de la capital, Lima, en comparación con los países de la OCDE. Las disparidades interregionales también reflejan marcadas diferencias regionales, y probablemente el bajo rendimiento de las ciudades secundarias".

Estudio OCDE

Evidentemente, se abre un abanico avieso con esta forma de gestionar los recursos públicos y bastaría mirar las experiencias de algunos municipios y del mismo gobierno regional de Piura, para darse cuenta. En este díscolo actuar sería fácil para darse cuenta como así una ama de casa realiza una campaña electoral millonaria, como se repiten los mismos ganadores en los procesos y se darían cuenta como personas sin ninguna formación profesional en ingeniería ganan una y otra vez la ejecución de proyectos públicos.

CTAR o Gobiernos regionales

Si bien es cierto que los gobiernos regionales deberían estar consolidados, lo cierto que han ingresado a una situación ambigua, por un lado todo se sigue manejando desde los ministerios y segundo los gobiernos regionales no ha sumado jurisdicciones políticas y partieron desde la base de los departamentos y así se mantiene después de fracasar el referéndum que se hizo con esta finalidad.

Conforme un estudio de la OECD, se ha observado que los gobiernos regionales no tienen ni el desarrollo ni las competencias acordes a su nivel de gobierno. El documento se encuentra publicado en la web del CEPLAR que permitiría a los estudiosos entender mejor cuando se habla de descentralización.

Trelles Atkins Hilbck

No existe reconocimiento positivo para quienes gobernaron desde el 2002

Opiniones

Para la economista Hilda Alburqueque Labrín, quien tiene como mérito haber realizado diversos estudios en la región Piura, al analizar el paso de los consejos transitorios de administración regional, sobre cuya base se crearon las hoy conocidas como regiones expresa que “Desde que se dio la ley, en el gobierno aprista; el objetivo ha sido el mismo, otorgar poderes para la regionalización y sobre todo la descentralización de las regiones. Hasta la actualidad aun no gozamos de la descentralización tan necesaria en las regiones del país” ella toma para su comentario la Ley que creó los gobiernos regionales en 1988 y que fueron cambiadas en el 2002.

La opinión de la Dra. Alburqueque Labrín considera que “Indiscutiblemente, el gobierno de Paredes Maceda, interrumpido por el gobierno de Alberto Fujimori (quien desconoció a los presidentes regionales), personalmente afirmo el mejor presidente regional, un verdadero líder, político y técnico. Dedicado íntegramente a Piura, sin equipos que se adhieren a los partidos políticos solo por conveniencia”.

Luis Paredes Maceda

Luis Paredes Maceda, presidente regional después de 1992

Por su parte el Ing. Pedro Mario Zapata Raygada, un estudioso de los temas de gestión pública sobre el tema de la eficiencia o no de los nuevos gobiernos regional indica que “ Los CTAR (Consejos Transitorios de Administración Regional) eran más practicos en la ejecución de proyectos; con el actual vemos la lentitud para realizarlos, ejemplo palpable la reconstrucción solo vemos que crece la organización propio de los ‘ahijados’ que va dejando cada gestión pero se observa un aparato burocrático pero sin efectividad”.

Sobre la capacidad de liderazgo de lo visto en Piura, considerando la última etapa cree que “Ninguno ha demostrado tener alta capacidad para organizar el territorio regional y convertirse en auténticos gobernantes de los temas sociales, económicos y políticos de su jurisdicción; incluso se podría decir que Trelles Lara más se dedicó a dar importancia a su partido, en tanto que Atkins y Hilbck solo se dedicaron a ver sus intereses y no a resolver los problemas del pueblo común y corriente. Los indicadores, por ejemplo en Salud nos ponen en la cola de todas las regiones y los avances son nimios”.

Para el Director Ejecutivo del Centro de Planeamiento Regional Econ. Juan Manuel Aguilar Hidalgo, los actuales gobiernos regionales en comparativa con los CTAR, se ha dado en “la forma como se define a las autoridades de gobierno, en tanto que antes eran por designación del presidente de la República, actualmente se realizan por elecciones, asimismo ahora existen 11 sistemas administrativos que orientan la gestión pública regional”.

Aguilar Hidalgo, al realizar un análisis en la capacidad fundamental de gobernar ejerciendo competencias con autonomía administrativa, económica y financiera “No ha cambiado nada. Lima sigue siendo quien dirige el quehacer público desde el Ministerio de Economía y Finanzas, en ese ente se definen presupuestos y transferencias e incluso hasta prioridades bajo el concepto de brechas que se ha inventado para dar importancia a los ministerios”.

El especialista considera que “Hay mucha interferencia en competencias de las instancias descentralizadas del gobierno central con el regional; asimismo desde el inicio de la regionalización y la descentralización solo se ha avanzado en transferir competencias pero con limitados capacidades para decidir en los recursos y no hay nada de descentralización fiscal, lo cual es la gran tarea pendiente”.

Respecto a que gobernante regional de Piura gestionó mejor su territorio, se reservó el derecho de responder considerando haber formado parte como funcionario, en dos gobiernos regionales.

El dato:

Entrarán nuevos gobernadores regionales, acompañados de sus consejeros; sin embargo, existen tareas pendientes para consolidar la descentralización. Sus predecesores se han dejado llevar por la vorágine y por el facilismo, sin haber realizado defensa o propuesta alguna para mejorar estas instancias regionales.

ERP/A.Vera

Diario El Regional de Piura