25
Sáb, May

Juan de Dios Algorta, un afrodescendiente conspirador

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El 23 de abril de 1829, se protagonizó un suceso relacionado con los afrodescendientes en el Perú. Sin embargo, el protagonismo de los afrodescendientes en este país se inició en el siglo XVI, tras la llegada de Francisco Pizarro, con blancos y africanos, sumándose a la cadena amerindia de nuestro país, el elemento africano negro, que se quedaría para siempre en la historia nacional. Mencionaba el historiador Miguel Maticorena Estrada, que Diego de Almagro liberó a su esclava de nombre Margarita, cuando estaba en tierras piuranas.

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda

Director del Museo Electoral y de la Democracia de la DNEF del Jurado Nacional de Elecciones

Los africanos en el Perú

Son muchos los afrodescendientes destacados en el Perú, los hay desde poetas, músicos, una cantante republicana del siglo XIX, deportistas, médicos, ingenieros, pintores, y en toda la pluri cotidianidad, no ha faltado afrodescendientes de ambos sexos, y en estas circunstancias, no podía quedar atrás el escenario de la política, en el que Juan de Dios Algorta ocupa una página, como lo apunta Carlos Aguirre.

Rafael Sánchez-Concha Barrios, historiador de la PUCP, publicó el libro Santos y santidad en el Perú virreinal, ampliando información sobre la monja, al parecer, mercedaria, María de la Cruz y de la Luz, mulata que murió con fama de santidad, y fue la primera inhumada en el Cementerio General de Lima, hoy Cementerio Museo Presbítero Maestro.

En el Perú la población africana debió enfrentar no solo al maltrato del que fueron víctimas, sino a las condiciones del clima que les resultaban adversas. El tráfico de esclavos se convirtió en un negocio, la mentalidad de la época hacía que se consientan esas situaciones, de las que no se excluía a los sacerdotes, propietarios de esclavos, como se puede leer en algunos testamentos. Esto no frenó la sobrevivencia de las tradiciones africanas, que han hecho posible que en la identidad nacional se mantenga fuertemente arraigado ese elemento que hoy es motivo de orgullo para los peruanos.

La conspiración de Juan de Dios Algorta

El 23 de abril de 1829, se registra la Conspiración en Lima del afrodescendiente Juan de Dios Algorta contra el gobierno. Era un negro libre, y se le acusó de conspirar para asesinar a los blancos y derrocar al Presidente Agustín Gamarra.

En el libro Afro-Latinoamérica de George Reid Andrews, publicado el 2007, y traducido por Oscar de la Torre Cueva, se anota en la página 158 del capítulo 3 “Los negros, nuevos ciudadanos” La política de la libertad 1810-1890, que “En 1829, Lima fue brevemente sacudida por los rumores de una conspiración liderada por el artesano negro Juan de Dios Algorta, cuyos objetivos, de acuerdo a un periódico local, eran derrocar al gobierno (del presidente conservador Agustín Gamarra) y luego asesinar a los blancos. Esa conspiración tuvo resultados nulos…”

Esta afirmación de Reid se basa en la publicación del libro Agentes de su propia libertad. Los esclavos de Lima y la desintegración de la esclavitud 1821-1854, páginas 289 a 291, publicado en 1993 por el historiador Carlos Aguirre, quien sustenta este episodio, basado en fuentes primarias. .El libro se publicó con el sello del Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica.

Carlos Aguirre, historiador de la Universidad Federico Villarreal, con maestría y la tesis: “Conflicto, resistencia y adaptación: los esclavos de Lima y la desintegración de la esclavitud, 1821-1854”, sustentada en 1990, es un “gran especialista de la historia de los grupos marginales en el Perú, ya sean esclavos negros o presidiarios, sus estudios se enfocan en la criminalidad y su impacto en la sociedad peruana durante el siglo XIX y XX”.

Jean Pierre Tardieu, en su libro El decreto de Huancayo, editado el 2004, por el Fondo Editorial del Congreso del Perú, solo menciona detalles del gobierno de Gamarra, época en la que se sitúa el levantamiento de Algorta. Desarrolla el tema de la abolición de la esclavitud en el Perú, dando a conocer datos que en otras publicaciones aparecen de manera general.

La protesta de Juan de Dios Algorta debió estar motivada por la ausencia de los afrodescendientes en la vida ciudadana que se anunciaba por los hombres que estaban organizando la República, pese a que en el mundo virreinal, los afrodescendientes libertos si fueron considerados ciudadanos en la Constitución de Cádiz de 1812, y podían participar en los procesos electorales convocados, como se registró en las elecciones de 1814 en La Punta, actual Sullana.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1