fbpx
07
Mar, Dic

En el Día del Bodeguero, Coca-Cola reafirma su compromiso con la reactivación de estos negocios

Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Nuestros “caseritos” están de fiesta. Este 12 de agosto se conmemora a nivel nacional el Día del Bodeguero, en homenaje a esos miles de emprendedores de barrio que son un ejemplo de tenacidad, empuje y progreso.

Según la Asociación de Bodegueros del Perú (ABP) existen en nuestro país 535 mil bodegas o “tienditas” de barrio, de los cuales 203 mil están en Lima. De ellos, del 65 al 70% está conducido por mujeres. Además, se estima que estos comercios mueven al año más de 2 mil millones de dólares, produciendo un impacto positivo en nuestra economía.

“Las bodegas son actores clave en la cadena de valor de Coca-Cola. El 57% de nuestras ventas en el Perú provienen de estos establecimientos. Por ello, en este Día del Bodeguero, queremos reafirmar nuestro compromiso con la reactivación y el desarrollo de nuestros aliados estratégicos”, señala Sandra Alencastre, directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sostenibilidad de Coca-Cola para Perú y Ecuador.

Consciente del papel fundamental que cumplen las bodegas en la vida de miles de peruanos, Coca-Cola viene realizando diversas acciones en favor de estos pequeños comercios, considerados aliados incondicionales de los vecinos de barrio.

Una de ellas es Mi Bodega Abierta de Inca Kola, el programa de apoyo a bodegas que junto con nuestro socio embotellador Arca Continental Lindley venimos impulsando para contribuir con la reactivación segura de estos negocios, a través de capacitaciones virtuales y entrega de equipos de protección.

Gracias a esas capacitaciones, estos negocios pueden continuar adaptando sus operaciones a los nuevos tiempos y así seguir en su proceso de reactivación en beneficio de todos los peruanos y sus familias. Para fines del 2021, se espera haber capacitado a más de 10 mil emprendedores del sector. “Con estas sesiones de formación ayudamos a los bodegueros a fortalecer sus capacidades y conocimientos en temas que permiten mejorar la competitividad de sus negocios como inventarios, sostenibilidad, finanzas y otros. Además, les entregamos elementos de protección para la atención en sus bodegas y para que atiendan con delivery”, explica Alencastre.

El Sistema Coca-Cola también ha logrado empoderar a los bodegueros como agentes de cambio para promover Un Mundo sin Residuos. Para ello, ha promovido diversas iniciativas a fin de concientizar y educar a estos emprendedores sobre la importancia del reciclaje y la correcta disposición y separación de los residuos sólidos.

Una de esas iniciativas es #BodegaSinResiduos. Gracias a este exitoso programa, las bodegas se convierten en espacios donde los vecinos pueden reciclar plástico PET. El piloto fue lanzado en Ica el 2020 con resultados más que favorables.

Este año, 100 bodegas y minimarkets, ubicados en 24 distritos de Lima Metropolitana, se sumaron a este compromiso y fueron acondicionadas para que los vecinos depositen sus botellas de plástico PET. La iniciativa recibió el respaldo de la ONG Recicla, Pe! “Con este programa, queremos dar a conocer que las botellas plásticas no son un residuo y pueden tener más de una vida. De esta forma, contribuimos con el fortalecimiento de la cadena de valor de los envases, empoderando a la vez a los bodegueros locales y mujeres recicladoras, y promoviendo la economía circular de nuestros empaques”, explica Sandra Alencastre.

De otro lado, el programa Mi Barrio Lindo, impulsado por Coca-Cola Perú en alianza con Recidar, Sinba y Soluciones Conjuntas, viene sensibilizando a bodegueros y vecinos sobre las oportunidades de transitar hacia la circularidad. Para ello se realizan labores de capacitación e instalación de puntos de recolección, que permiten la correcta valorización de residuos. De esta forma, Coca-Cola promueve una economía circular de cero basura en los negocios y barrios de Lima.

”#BodegaSinResiduos y Mi Barrio Lindo forman parte de ese gran objetivo que nos hemos propuesto junto con nuestro socio embotellador Arca Continental Lindley: recolectar y reciclar una botella por cada una de las que vendamos para el año 2030. Esto no lo podríamos lograr sin la ayuda de los bodegueros. Ellos son agentes de cambio y una pieza clave en toda esta cadena de valor. Por ello, seguiremos impulsando programas e iniciativas destinadas a la creación de valor para estos negocios”, añade Alencastre.

Este tipo de sinergias entre las bodegas y empresas grandes como Coca-Cola resultan muy importantes, pues benefician a ambas partes, según indica Andrés Choy Lee, presidente de la Asociación de Bodegueros del Perú. “Es una sociedad muy estrecha. Estas campañas no solo favorecen a los bodegueros, sino también a las propias empresas, más ahora en estos tiempos de pandemia, donde el número de bodegas ha crecido. Solo en Lima se estima unas 50 mil bodegas más producto de la crisis. Estos negocios siguen siendo una fuente importante de autoempleo”, acota.

Finalmente, Choy resalta la reciente creación del Centro de Investigación Bodeguera, entidad que se encargará de actualizar los datos y cifras sobre las bodegas en el Perú, a fin de impulsar proyectos e iniciativas a su favor y ayudar a diversas empresas a mejorar sus estrategias dirigidas al sector. “Por el Día del Bodeguero se compartirá un primer informe. Sin duda, será una data que favorecerá no solo al bodeguero y las empresas, sino también al consumidor final”, sostiene Choy.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255