fbpx
17
Dom, Oct

Harina de plátano es parte de los variados desayunos escolares de Qali Warma en Tumbes

Regiones
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La harina de plátano que entrega el Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma es la base del emblemático bebible ancestral “soroco”, que, como parte de sus desayunos escolares, consumen 42 643 niñas y niños de 364 instituciones educativas públicas en la región Tumbes.

La harina de plátano proporciona energía para que las niñas y niños estén atentos durante sus clases escolares. Se debe precisar que el plátano contribuye a moderar los niveles de azúcar en la sangre y aporta vitaminas A, B1, B2, B3, B6 y calorías. También aporta fibra y minerales.

Qali Warma, tomando en cuenta el gusto regional y la pertinencia cultural en la alimentación escolar, programó la entrega de 34 toneladas de harina de plátano en Tumbes durante el año 2021. La harina de plátano es una de las 16 variedades de alimentos que se entregan en la región durante el año.

Entre las recetas que los Comités de Alimentación Escolar, constituidos en cada escuela, hacen llegar a las madres y padres de familia, está la preparación del soroco, bebible que lleva agua, canela, clavo de olor, leche y la harina de plátano. En el vecino Ecuador también toman el bebible de harina de plátano y le llaman “colada”; en Tumbes, desde décadas lo denominan “soroco”.

Con gran entusiasmo, las niñas y niños componen canciones acerca del soroco, a través de las cumananas, que son cuartetas o décimas propias de la región norte, y afirman que tomar su bebible con harina de plátano los hace crecer sanos, fuertes y alegres, cuentan los integrantes de los Comités de Alimentación Escolar.

En Tumbes, 5000 agricultores destinan alrededor de 5000 hectáreas para la producción del plátano, en las variedades de convencional, orgánico y dominico.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255